Hacinamiento del 100 % en la cárcel La 40

En horas de la noche del pasado 12 enero del año en curso, se produjo al interior de la cárcel de varones La 40 de Pereira la muerte de César Augusto Medina Acevedo de 33 años, quien llevaba 8 días recluido en dicho centro purgando una pena en el patio 4, al parecer uno de los más complicados de los 5 que tiene esa prisión.

Jueces de control de garantías han mencionado durante audiencias que llevan a cabo, que el centro penitenciario cuenta con condiciones precarias no solo de seguridad, sino que las condiciones ofrecidas para los internos atentan contra los derechos humanos.

Una de las causas que genera problemas de convivencia y detona extorsiones. ¿Se podría entonces suponer que esta es una de las razones por las que los delincuentes con amplio prontuario son beneficiados con detención domiciliaria o en algunas ocasiones dejados en libertad?

Hacinados

Pedro Vargas, dragoneante y presidente de la Unión de Trabajadores Penitenciarios La 40, le comentó a El Diario que uno de los principales problemas que tienen en el centro de reclusión es el hacinamiento que es del 100 %.

La cárcel de varones La 40 tiene capacidad para alojar a 649 internos y hasta la fecha se encuentran recluidos 1287 hombres, de los cuales la mitad duermen tirados en los pisos de los corredores y las celdas.

El dragoneante también comentó que las celdas no cuentan con baño, por lo que deben dejarlas abiertas y por la seguridad de los guardianes estos no ingresan en las noches a los patios, además tampoco tendrían por dónde caminar, y es precisamente en las horas de la noche que se presentan las riñas.

Poca fuerza

Según comentó Vargas, la ley establece que por cada 7 reclusos debe haber 2 guardianes, pero ello es solo en teoría, pues en muchos casos La 40 dispone tan solo de un guarda para custodiar hasta  800 internos. Si esta regla se cumpliera, la cárcel de varones debería tener 368 custodios para los 1287 presos que están recluidos actualmente.

Comentó Vargas que por lo general, hay un custodio cuidando cada patio.

“Nosotros no estamos cuidado muchachos de colegio, estamos cuidando gente que tiene pensamientos fuertes, personas que no han sido buenas”, puntualizó el dragoneante.

Guardianes

Sobre este tema, Claribel Hidrobo Morales directora regional de Viejo Caldas Inpec, mencionó que en el centro de reclusión cuentan con entre 35 a 38 hombres por compañía, quienes trabajan en turnos de 24 horas y añadió que “en todo el tema de seguridad el número siempre será insuficiente, sin embargo se hacen grandes esfuerzos entre el talento humano y los medios tecnológicos con los que contamos para llegar a lograr que se den las condiciones de seguridad necesarias en este establecimiento”.

Convivencia

“Aquí no hay capacidad para que ellos duerman como seres humanos y eso ya genera problemas y rencillas entre ellos mismos”, comentó Vargas, quien añadió que desafortunadamente en el establecimiento los patios no están distribuidos por delitos, por la poca capacidad que tienen, entonces los presos están mezclados sin importar qué tan peligrosos sean unos para los otros. Los reclusos comparten áreas  como las  zonas educativas y las áreas comunes.

“Nosotros estamos vigilando pero no sabemos qué están hablando. Solo estamos para vigilar y estar pendientes que no se nos vayan a volar en la parte interna”, mencionó Vargas, quien también agregó que los reclusos hacen tratos entre ellos y tienen como lema “La palabra es una sola” y al que falte a ella se la cobran de muchas maneras. Declaró que los presos tienen entre ellos sus normas de convivencia.

Delitos y extorsiones

La directora regional del Inpec comentó que al interior de La 40 se conserva el orden aunque “obviamente sabemos que en algunos momentos se presentan discusiones y riñas entre algunos internos, lo que se logra menguar a través de la participación oportuna del personal de seguridad.

“Nosotros tenemos que ser enfáticos en lo siguiente, que a este establecimiento como a todos, llegan personas que en su gran mayoría tienen un historial delincuencial bastante especial y para este caso en La 40 estamos trabajando de forma muy articulada con el CTI, Fiscalía y Sijín, donde realmente encontramos un gran apoyo para que de acuerdo a la información, podamos llegar a unos resultados eficientes en ese sentido”.

Respecto a la muerte del interno, comentó que “de acuerdo a la información se trataba de una extorsión, frente a este caso se adelantaron todos los protocolos necesarios para poder llegar a obtener información que se encuentra en manos de la Sijín y la Fiscalía de quien esperamos se pueda tener un resultado frente a lo que realmente aconteció al borde la muerte de esta persona privada de la libertad”.

No denuncian

Por su parte, el dragoneante Vargas mencionó que “efectivamente muchas cosas pasan adentro, que uno como personal de custodia y vigilancia a veces escucha rumores pero nadie denuncia. Tenemos Policía Judicial donde puede cualquier interno colocar la denuncia contra otro que lo esté extorsionando o algo y no existe ninguna denuncia sobre el tema”. Añadió que entre ellos hacen negocios, como por ejemplo poder dormir en un camarote y si el pago no se realiza, es cuando comienzan los problemas de convivencia y seguridad.

“La corrupción comienza desde el momento que hay hacinamiento, hay más de 500 personas durmiendo en el piso como animales, como ya están purgando una pena y cometieron un error, para la sociedad ellos dejan de ser seres humanos y no es así, siguen teniendo sus derechos, solo perdieron su libertad”, puntualizó Vargas.

Requisas

El líder de los trabajadores del Inpec mencionó que las leyes y los derechos humanos los tienen de manos atadas, ya que por ley las requisas son superficiales, situación que aprovechan los visitantes para ingresar diferentes objetos camuflados al interior de sus zonas íntimas como el ano y la vagina.

Muerte y extorsión de César

Familiares de Medina Acevedo han asegurado que la muerte del hombre se produjo por los múltiples y fuertes golpes que recibió, resultado de las extorsiones y actividades delictivas que algunos convictos realizan al interior.  Además, el reporte del personal del Inpec indicó que César fue hallado inconsciente y desconocen qué le pudo suceder a este interno.

La madre de la víctima mortal le comentó a El Diario en esa ocasión, que su hijo le expresaba que la situación en la cárcel era muy dura y que le tocaba agachar la cabeza porque en ese patio había gente muy ‘maluca’; incluso le dijo que no le llevara ni ropa ni zapatos nuevos porque se los quitaban. “A mí me tocó pagar 70 mil pesos para que lo dejaran dormir en un camarote, él me llamó, me pasó a un hombre que me dijo: ‘él va a estar bien, lo vamos a cuidar’, pero tenía que consignar ese dinero y eso hice, me tocaba pagar hasta por la seguridad”, mencionó.

Allanamientos

En diciembre de 2019 el Gaula Risaralda y funcionarios del Inpec realizaron en las instalaciones de La 40 allanamientos a las celdas y requisas a los internos, en esa oportunidad incautaron 35 celulares, 28 sim card, 5 USB, 1 modem wifi, dinero en efectivo, estupefacientes y armas blancas.

En el mes de enero, durante el más reciente operativo hallaron: 4 celulares, 6 manos libres,  elementos cortopunzantes de fabricación artesanal y estupefaciente cocaína y marihuana.

Sobre este tema, Hidrobo comentó que “de manera especial estamos semanalmente haciendo operativos que nos permitan mirar cuál es la forma en la que se están llevando a cabo situaciones de indisciplina dentro de los establecimientos” y agregó que una vez al mes los visita el Cuerpo de Reacción Inmediata del Inpec, grupo operativo nacional que los apoya en la detección de elementos, insumos e información, que no estén autorizados al interior de la cárcel.