Falleció por disparo al aire del vecino

Los ruegos y las oraciones de los amigos y padres de Juan Felipe Cardona Molina, no fueron suficientes. El milagro nunca se produjo y el dolor tocó la puerta de una humilde familia del barrio El Rosal de Cuba.

Una bala perdida acabó con la vida del niño de 12 años, quien estuvo 6 días luchando por su vida en la UCI de la clínica Comfamiliar de Pereira.
El menor resultó herido el 25 de diciembre a las 8:00 de la mañana, cuando el vecino del tercer piso disparó una escopeta.

La madre le narró a las autoridades que ella estaba descansando en su habitación y su hijo estaba asomado en la ventana porque afuera había una riña callejera; la mamá escuchó dos detonaciones y luego vio a su hijo sangrando.

Al pequeño lo llevaron al hospital San Joaquín y de allí lo remitieron a la Clínica Comfamiliar donde ingresó con una herida penetrante en la cabeza la cual le comprometió el ojo derecho y el proyectil se alojó en el cráneo.

El menor estuvo en la unidad de cuidados intensivos y a las 5:30 de la tarde del miércoles 1 de enero murió.

 

Capturado

Por este caso fue capturado Cristian Camilo Pérez Ruiz, de 22 años, un guarda de seguridad quien al parecer hizo un disparo al aire, el cual terminó hiriendo de gravedad al menor de 12 años.

La comunidad dio aviso a la Policía que llegó para capturar a este ciudadano que fue señalado por los habitantes del barrio.

A Pérez Ruiz le imputaron los delitos de porte de armas de fuego y tentativa de homicidio, ahora el delito pasará a ser homicidio.