Encontró muerto a su hijo

Desconsolado, impotente, lleno de dolor y tristeza; así vieron los habitantes del barrio Naranjito de Cuba al padre de Felipe Calderón García, mientras el personal del CTI sacaba de su casa, el cuerpo sin vida de  su hijo de 25 años.

¿Qué pasó?

Don José Antonio Calderón intuyó que algo malo le había pasado a su hijo, ya que no contestaba el celular, así que salió a buscarlo. Él estaba en su casa ubicada también en Cuba y llegó a las 8:20 a.m. a la manzana 10, casa 132 de Naranjito, tocó a la puerta, pero nadie salió, así que se asomó por una rendija de la puerta del segundo piso y observó que su hijo estaba en la puerta del baño; es así como ingresa a la vivienda pero Felipe ya estaba muerto, por lo que dio aviso a la Policía.

Al lugar llegaron unidades de la Sijín para realizar la inspección técnica al cuerpo.

Los motivos

Las razones que llevaron a este joven de 25 años de edad a tomar la fatal decisión, aún son inciertas, pero se conoció que se había quedado sin trabajo, estaba viviendo con su pareja  Mónica en el barrio 2500 Lotes de Cuba; aún no había entregado el apartamento en Naranjito pero al parecer el día miércoles, salió de la casa y regresó al apartamento y ayer que la mujer estaba preocupada por su silencio llamó a su suegro para que lo buscara.

Algunos vecinos manifestaron que el día jueves no lo vieron.

Su vida

Felipe era oriundo de Pereira, era universitario y hace 6 años había perdido a su mamá. Era un joven alegre, amable, servicial, buen hijo y novio, responsable, trabajador; una persona que dejó un vacío muy grande a toda su familia , amigos y compañeros de trabajo.