El juez los dejó en libertad

Por el delito de hurto calificado y agravado fueron judicializados Ingris Paola Meza Maestre y Humberto Álvarez Cardona, quienes fueron capturados en flagrancia en vía pública del barrio Pinares, cuando pretendían huir del lugar de los hechos. La pareja no aceptó los cargos.

Así pasó

El jueves 9 de enero a las 7:30 de la noche, una joven de 23 años que se desempeña como auxiliar de odontología cerca a Megacentro, salió de su trabajo e iba caminando por la carrera 18 con calle 13, al sacar su celular fue sorprendida por Álvarez Cardona, quien sin mediar palabra le lanzó un cuchillo al pecho y acto seguido le pidió el teléfono, la joven que reaccionó rápidamente echándose para atrás, evitó que le clavara la lámina plateada, por lo que Meza Maestre, compañera del hombre, la agarró de uno de sus brazos y lo retorció, para cumplir con su cometido, así narró los hechos el fiscal durante las audiencias preliminares.

Los cogieron

Dos ciudadanos que se movilizaban en moto y presenciaron el atraco, auxiliaron de inmediato a la víctima, uno de ellos que al parecer trabaja como escolta tuvo que apuntarles a estos sujetos con su arma de fuego para que se detuvieran; el hombre aprovechó esta acción para recuperar el celular hurtado, además dio aviso a las autoridades.

Cuando la patrulla llegó al lugar observó la aglomeración que detenía a los presuntos ladrones, el arma blanca y el celular fueron entregados de inmediato a los agentes que realizaron la captura a las 7:40 de la noche.

 

Amenazados

Según el testimonio de la víctima, Álvarez Cardona la amenazó diciéndole “vamos a salir y te vamos a buscar”, mientras que la compañera le gritaba insultos. Estas dos personas también amenazaron a la Policía, al lugar llegaron refuerzos. El ente acusador solicitó cárcel para la pareja, argumentando que ambos representan un peligro para víctima y comunidad.

Por su parte, la defensa pidió una medida menos restrictiva, ya que sus protegidos al no haber aceptado su responsabilidad en el hecho, gozan de presunción de inocencia.

Quedaron libres

El Juez Cuarto Municipal de Garantías, ordenó la libertad para los indiciados, argumentando que no cuentan con antecedentes penales y que según el legislador, se les debe dar la oportunidad de comportarse bien.