Dice que robó porque tenía hambre

Jhon Stiven Castaño González de 24 años de edad, aceptó haber cometido el delito de hurto al arrebatarle el celular a una mujer que iba en un carro, en el centro de la ciudad; aseguró que lo hizo por hambre. Pese a que fue capturado el celular no apareció.

 

Cómo fue

Castaño González fue capturado en la carrera 9 con calle 14 a las 4:55 de la tarde del lunes, por la patrulla de la Policía del sector. Los uniformados observaron al joven que iba corriendo y detrás un ciudadano gritando que lo habían robado. Así que persiguieron al sujeto y procedieron a detenerlo.

La víctima, que fue una mujer, manifestó que el robo ocurrió en la carrera novena con calle 13, ella estaba en compañía de su esposo y su hijo dentro de un carro y Jhon Stiven le arrebató el aparato; ella empezó a gritar pidiendo auxilio y su pareja salió corriendo a perseguirlo.

En audiencia, el fiscal dijo que el procesado le pidió perdón a la víctima y le aseguró que lo hizo porque tenía hambre, sin embargo, no devolvió el móvil avaluado en 750 mil pesos.

La Fiscalía acusó a Jhon Stiven Castaño González por el delito de hurto simple con circunstancias de agravación, cargos que aceptó y el ente acusador pidió medida de aseguramiento en centro carcelario; por ser una persona reincidente en el delito ya que tenía antecedentes por hurto.

Sin embargo la defensa pidió que la medida no fuera tan drástica y la juez luego de analizar las evidencias le otorgó la detención domiciliaria en el barrio El Japón de Dosquebradas.