Conductor de Uber cayó por extorsión

A la cárcel regresó Jesús Antonio Restrepo Mesa, esta vez por el delito de extorsión, según la Fiscalía, presuntamente presionó a una mujer bajo amenazas de muerte e intimidaciones para obligarla a pagar la suma de 500 mil pesos.

 

¿Qué pasó?

Según lo narrado en la audiencia de garantías, un ama de casa denunció a Jesús de 51 años, ella narró que el 9 de marzo abordó un vehículo Uber y cuando se fue a bajar del carro se cayó un bolso, no le dio tiempo de entregarlo porque el conductor arrancó; esta se lo llevó para la casa y revisó qué contenía, descubrió que había $1.305.000 en efectivo.

Ella esperó a que fueran a recogerlo y en efecto, el conductor del vehículo volvió a la casa de la pasajera y le pidió el bolso que, según él, se le había extraviado. Cuando la mujer le hizo la devolución del mismo, el hombre verificó el monto y le reclamó porque según él faltaban $500.000.

Desde ese momento iniciaron una discusión por el dinero y este llamó a otros hombres quienes ingresaron de forma violenta a la casa de la víctima con el fin de buscar el dinero, le revisaron la casa, le manifestaron que ellos eran de la banda delincuencial Cordillera, que el dinero era de una gente muy peligrosa y al no encontrar la plata se le llevaron dos celulares y una tablet.

Estos amenazaron a una menor con que, si no les daba el celular, matarían a la mamá delante de ella, por lo que la pequeña no le quedó más de otra que entregarlo; también la máquina pulidora del esposo de la mujer y los documentos personales de ella.

Las presiones siguieron hasta el 11 de marzo, cuando la mujer fue contactada de manera personal por Jesús y la hija de esta grabó todo lo que pasó y decidieron denunciar ante la Policía y entregar el audio donde este sujeto al parecer ejercía presión para que pagaran $500.000 a cambio de no atentar contra su integridad ni la de su núcleo familiar y afirmó que el dinero era de un líder de Cordillera.

La captura

Restrepo Mesa fue capturado en la carrera 15 con calle 30 a las 3:00 de la tarde del jueves en el barrio San Nicolás cuando pretendía recibir la suma de 500 mil pesos que la víctima había acordado entregar pero en coordinación con el Gaula de la Policía.

 

La audiencia

La fiscalía le imputó el delito de tentativa de extorsión agravada por las amenazas de muerte y bajo la modalidad de constreñimiento, cargos que el sujeto no aceptó; el ente acusador pidió medida de aseguramiento en centro carcelario argumentando que la pena supera los 4 años de prisión, los antecedentes judiciales que el hombre registra y el delito. Por su parte la Juez Tercera Penal Municipal de control de garantías de Pereira lo envió a prisión.

 

Antecedentes

El hoy investigado tiene una condena vigente de 2 años de prisión del año 2017 por el delito de ocultamiento y destrucción de elementos materiales probatorios en el proceso por el crimen de Niño Dios y una denuncia por explotación sexual.

 

Cifra

10 años de prisión podría pagar.

Deja un comentario