Con palazo le destrozaron la cara

Ayer la suerte no acompañó a Alexánder Bañol Hernández quien no solo está en una clínica en delicado estado de salud, sino que además su casa terminó en cenizas por culpa de un incendio; esto pasó en el barrio San Vicente Bajo.

A las 7:00 de la mañana de ayer Alexánder tuvo que ser llevado al hospital porque recibió un garrotazo en la cabeza.

De este hecho hay varias versiones, sin embargo, lo que concuerda en todas estas, es que Bañol Hernández estaba en alto estado de alicoramiento y tuvo una discusión con un hombre de la zona.

Versiones de los hechos

Dicen conocidos de la víctima y del victimario que la discusión comenzó porque el hoy capturado por este hecho golpeó a Kira, la perra de Alexánder; este último estaba en su vivienda, al parecer preparando algo de comer.

Se desconoce si alguien le avisó sobre lo que pasaba con Kira o él vio, pero la rabia por lo sucedido y el alcohol que este hombre tenía en la cabeza lo hicieron reaccionar de manera violenta.

Él salió de la vivienda en busca del sujeto que le pegó a la perra, algunos dicen que con un machete, otros que con un pico de botella; al encontrarlo en la vía principal de San Vicente Bajo comenzaron a discutir; según versiones el hoy detenido tumbó a Alexander y estando en el piso agarró un larguero de madera y le dio en la cara, con este le destrozó el rostro, Bañol Hernández quedó irreconocible.

Alexánder fue trasladado al hospital de Kennedy y de allí remitido a otro centro asistencial, además de varias fracturas en la cara, tiene trauma craneoencefálico severo; dicen algunos allegados que está a la espera de cirugía para reconstruirle la cara.

 

Tres horas después

Cuando eran las 10:00 de la mañana la vivienda de Alexánder comenzó a arder y como estaba construida en bahareque en pocos minutos las llamas la consumieron, la comunidad ayudó a detener el fuego mientras los Bomberos llegaron y controlaron la situación. Las causas de esta conflagración están siendo investigadas, pues algunos dicen que fue el fogón que Alexánder dejó prendido y otros dicen que la casa la prendieron de manera intencional.

 

El hecho de intolerancia y la conflagración tuvieron lugar en la manzana 40 del barrio San Vicente Bajo de la comuna Villasantana.

Alexánder vive con su padre Danilo, quien está de viaje; otros familiares le avisaron de lo sucedido y el día de hoy llegará a hacerle frente a la situación.