A Maicol lo encontraron ahogado en el río Cauca

Terminó la angustia pero el dolor tan grande que invade a la mamá de Maicol Extiven Ríos Durán quedará plasmado en su corazón, pues luego de la búsqueda  incansable su hijo fue encontrado siete días después flotando en aguas del río Cauca, en el municipio de Neira (Caldas).

Estaba desaparecido

El joven de 15 años desapareció el 25 de diciembre. El 1º de enero lo avistaron en el río a unos 72 kilómetros del lugar en el que lo vieron por última vez. Blanca Durán, madre del menor, dijo que su hijo solo tenía que caminar unas 16 cuadras para llegar a tiempo a la casa donde vivía con ella en el barrio Colinas del Triunfo, pero inexplicablemente nunca llegó.

El joven cayó al río Otún que pasa cerca del barrio Galán, donde estuvo por última vez, en la casa de su novia y madre de su bebé. Este afluente desemboca en el río Cauca, que pasa por Marsella, Belalcázar, Arauca y Quinchía, punto donde lo encontraron.

Desde entonces su familia instauró la denuncia ante el grupo de desaparecidos del CTI de Pereira, publicando en redes sociales para quien pudiera reconocerlo, brindara información.

El Hallazgo

El 1 de enero en aguas del río Cauca flotó el cuerpo de una persona de sexo masculino y la comunidad le informó al Cuerpo de Bomberos del corregimiento de Irra, al lugar arribaron también los organismos de socorro del municipio de Neira ya que era su jurisdicción. Tras sacar el cuerpo, la Policía Judicial realizó la inspección técnica al cadáver y tenía como señales particulares tatuajes en los brazos y en la espalda con nombres de mujeres.

A la progenitora de Maicol le informaron ese mismo día que habían encontrado a un cuerpo   con las mismas características de su hijo y de inmediato viajó a Manizales para realizar las diligencias de reconocimiento.

Sin embargo, en los protocolos de Medicina Legal se requiere una identificación plena y como el cadáver no tenía huellas dactilares a Blanca le tomaron una muestra de sangre para cotejarla.

Le indicaron que la entrega del cuerpo se demoraría más tiempo. Ella continúa en la capital de Caldas gestionando la devolución del cadáver para traerlo hasta Pereira y darle cristiana sepultura.

Medicina Legal confirmó que la muerte fue por ahogamiento ya que el joven no presentaba señales de violencia.