No acepto el cargo en el que lo inculpan

Hernán Augusto Rodríguez, de 52 años, fue el hombre que habría atacado con un palo a su vecino, Alexánder Bañol Hernández, agresión que hoy lo tiene al borde de la muerte o de una discapacidad permanente; el hecho fue un acto de intolerancia en el barrio San Vicente Bajo de la comuna de Villasantana.

La Fiscalía le imputó a Rodríguez el delito de tentativa de homicidio simple, cargo que no aceptó.

Violento

Recordemos que el caso ocurrió a las 7:40 de la mañana del domingo en la manzana 32, según lo manifestado por un ciudadano y según su declaración, Alexánder Bañol Hernández iba persiguiendo a Hernán con una varilla en la mano, este último portaba un tronco. Alexánder se cayó, momento que aprovechó Hernán para golpearlo en la cabeza.

Agentes de la policía llegaron y vieron a Hernán agrediendo a la víctima, así que lo capturaron en flagrancia e incautaron el palo que tenía rastros de sangre.
Por su parte, la víctima fue trasladada al hospital de Kennedy y tuvo que ser remitida al hospital San Jorge donde sigue en cuidados intensivos. Las lesiones son serias: aplastamiento de cráneo, fractura de la nariz, perdió la dentadura y podría perder un ojo.

El fiscal en audiencia manifestó que el hecho fue grave, pero aún se desconoce el origen de las agresiones; si bien se habla de un perro que fue atacado por Hernán, se debe investigar a fondo para esclarecer el caso.

Alexánder Bañol Hernández

 

Pidió cárcel

El representante del ente acusador pidió medida de aseguramiento en centro carcelario para Hernán Augusto Rodríguez, argumentando que esta persona es peligrosa para la comunidad, pues tiene una anotación por agresión en la cara a una persona del mismo barrio con unas tijeras. El juez manifestó que se cuenta con dos pruebas: una, la historia clínica, la otra la entrevista a un testigo de los hechos y agregó que pudo tratarse de una legítima defensa, sería lesiones en una riña, pero con los elementos materiales probatorios sería tentativa de homicidio por lo que le otorgó detención domiciliaria con brazalete.