Institución universitaria que define su propósito superior

El mayor desafío que tienen las organizaciones es definir por qué existen. Una vez se define claramente el Propósito Superior se encuentra el camino para cumplir su misión. Esa fue la primera tarea del Rector de la Corporación Universitaria CIAF, Jairo Rodríguez Valderrama, para convertir este recinto académico en una de las instituciones mas reconocidas en Pereira y la región.

 

Pereira viene consolidándose como la capital universitaria de la región. De acuerdo a información estadística de la Corporación-Humanas Centro Regional de Derechos Humanos y Justicia de Género en Risaralda la matrícula de la Educación Superior, por sexo y ciclo educativo, supera los 43 mil estudiantes. Hablamos con su rector, quien nos contó acerca de los resultados y políticas de CIAF.

 

¿Por qué definir el Propósito Superior?

Porque las organizaciones que no definen cuál es su propósito superior no saben hacia dónde van, no saben cuál es la razón de ser de la institución, el por qué hace las cosas. A partir de este concepto CIAF  define que su propósito superior es el de despertar pasión en los seres humanos para transformar sus vidas. Esos seres humanos son nuestros estudiantes, el centro de toda nuestra misión. Esos jóvenes tienen una meta que es graduarse y cuando lo logran tienen una transformación que nosotros certificamos mediante un título. Todos trabajamos para ese propósito superior.

 

¿Cómo están despertando esa pasión?

Nuestros estudiantes son seres originales, únicos, valiosos. Ellos llegan a la institución para transforman sus vidas y nosotros trabajamos para que su proceso de aprendizaje sea una verdadera experiencia inolvidable, guiada por docentes que convierten el aula de clase en procesos innovadores y creativos. La deserción no solo se debe a la falta de recursos de las personas sino también a que algunos docentes no se conectan emocionalmente con sus estudiantes. Según el Informe de Educación Superior de Pereira Cómo Vamos, CIAF es la institución universitaria en la ciudad con menor deserción. Esos seres humanos que llegan se encuentran con una comunidad académica cercana, sin etiquetas, en donde observan que todos remamos hacia el mismo puerto. Con nuestro programa Construyendo Experiencias, alimentado por modelos pedagógicos de equipos de trabajo vinculados a Ruta N en Medellín, hemos avanzado en que nuestros docentes sean disruptivos en sus métodos de enseñanza, de manera que se conviertan en guías para el aprendizaje.

 

¿ Y cómo vinculan el entorno familiar del estudiante?

CIAF tiene identificadas las personas que motivan al estudiante a cumplir su meta que es el grado. Creamos el Programa Inspiradores para convocarlos y trabajar conjuntamente en la meta de ese estudiante. Además vinculamos esos inspiradores a nuestros planes académicos y de bienestar universitario.

 

Esa es la pasión que transferimos al estudiante y su entorno familiar para lograr la meta.

 

¿Cuál es el mayor logro de la institución?

Obtener la aprobación del Ministerio de Educación para ofrecer programas  universitarios profesionales por ciclos. Hemos identificado 12 carreras universitarias que queremos ofrecer, con la misión de guiar a esos seres humanos capaces de atender las necesidades de las organizaciones. Ese es  nuestro mayor logro. Hoy la mayor critica de las empresas es que la universidad no está formando ciudadanos con las capacidades y exigencias que las organizaciones demandan y eso conlleva a un divorcio entre la universidad, la empresa, el estado y la ciudadanía.

 

¿Qué hace CIAF para superar ese divorcio?

Creó un programa llamado Empresas Amigas con el fin de conocer dónde trabajan nuestros estudiantes y a partir de allí conectarnos con la realidad de las empresas, las necesidades en el talento humano y en los desarrollos tecnológicos, de manera en que sean más competitivos en una época en que la Cuarta Revolución Industrial se convierte en apoyo para el sector productivo. A través del programa Empresas Amigas buscamos fortalecer ese vínculo con las organizaciones a fin de identificar el perfil de los profesionales que estas requieren y exige la sociedad. En la articulación Academia-Empresa-Estado radica en parte el éxito del progreso social. Ya empezamos a convocar a los empresarios de la ciudad para fortalecer esa alianza.

 

Para eso se requiere generar investigaciones o transferir desarrollos tecnológicos a las empresas…

Ese es otro paso. Logramos aprobar el primer Grupo de Investigación en Colciencias que servirá para resolver los problemas que tienen las organizaciones. Creamos nuestro SPIN-OFF que es el mecanismo para transferir el resultado de esas investigaciones académicas o tecnológicas a las empresas.

 

¿Y hablando del tema social, dónde ha impactado CIAF?

En muchos sectores. Formamos 1500 tecnólogos para el SENA, llegamos a colegios del departamento de la mano del gobernador de Risaralda, Sigifredo  Salazar y nos sumamos al programa de Universidad para Cuba liderado por el alcalde de Pereira Juan Pablo Gallo, contribuyendo a formar más de 150 estudiantes en programación de software. De allí surgieron muchos desarrollos  tecnológicos. Con las alcaldías de Belén de Umbría y Dosquebradas tenemos importantes programas de articulación. Estos programas transforman la vida de cientos de estudiantes y sus familias. De allí el hecho que CIAF registre en los últimos dos años un incremento de matrículas del 800 %.

 

¿Cuándo se graduarán los estudiantes de Cuba?

El miércoles 4 de diciembre realizaremos la graduación de estudiantes becados por la administración municipal de Pereira, en el marco de nuestra Rendición de Cuentas que realizaremos en el Hotel Movich a partir de las 6:00 p. m. A este acto especial por supuesto han sido invitados además del Alcalde, otros importantes actores sociales, locales y departamentales. La Banda Sinfónica de Pereira ofrecerá un concierto de Navidad que dará inicio a las fiestas de fin de año.

Deja un comentario