La semana pasada cientos de taxistas de Pereira y Dosquebradas pr?cticamente paralizaron las dos ciudades con una protesta porque, seg?n ellos, el alcalde Juan Pablo Gallo ha incumplido el compromiso de combatir con mano dura el transporte p?blico ilegal y el que se presta a trav?s de plataformas tecnol?gicas.

La consecuencia de esta jornada, aunque pac?fica, fue un gigantesco tranc?n especialmente en los puntos y las v?as de mayor tr?fico de las ciudades como la Avenida del Ferrocarril, la carrera S?ptima y el Viaducto en Pereira y la avenida Sim?n Bol?var en el vecino municipio de Dosquebradas.

Dicen los conductores de estos veh?culos que el a?o pasado ante la inminente protesta que ten?an previsto realizar, el alcalde Gallo se comprometi? a incrementar los operativos contra los llamados veh?culos piratas y a crear un grupo ?lite de guardas que se encargar?a de esta tarea; y que esto no se est? cumpliendo.

Por su parte el director del Instituto de Tr?nsito y Movilidad de Pereira sostiene que su dependencia ha incrementado, en comparaci?n con el a?o 2018, en m?s de un 100% los comparendos y las suspensiones de licencias de conducci?n a conductores que fueron sorprendidos prestando el servicio de transporte de manera irregular.

Por supuesto, las autoridades tienen la obligaci?n de controlar una pr?ctica que, adem?s de estar en contrav?a de las normas, constituye un riesgo para quienes la utilizan. Generalmente los veh?culos utilizados en esta modalidad de transporte son viejos y est?n en regulares condiciones t?cnicas, y las personas que los operan no son prenda de garant?a para nadie.

Sin embargo, la existencia de esta clase de transporte tiene que invitar al gremio de los taxistas a reflexionar sobre el servicio que est?n prestando, la calidad, la oportunidad, el precio, la disponibilidad y el cubrimiento que hacen.

Si una persona necesita una carrera, llama y no le contestan, sale a la calle y no encuentra un taxi y si de pronto aparece no lo lleva porque el sitio es lejos; o dice que no usa el tax?metro, sino que vale tanto; no le queda m?s remedio que recurrir a un ?pirata?, que lo encuentra en todas las esquinas, no se reh?sa a ir a ninguna parte y cobra una tarifa por la mitad de los legales, para que lo lleve a su destino.

En buena parte la raz?n de la existencia de los taxis ?piratas? es el mal servicio que prestan los veh?culos regulares, los precios ama?ados que cobran, la negativa a hacer ciertas carreras o a llevar ciertas cargas como los mercados, y la dificultad para conseguir uno desocupado a muchas horas del d?a.

Por eso, a la par con las medidas de control que est?n las autoridades obligadas a tomar para erradicar esta actividad il?cita; las empresas dedicadas al transporte p?blico individual y los propios taxistas deben revisar la forma como est?n prestando el servicio, la calidad, la oportunidad y su precio. Esto desestimular?a, estamos seguros, la actividad ilegal.

160 total views, 12 views today

Compartir

 

1
Deja Un Comentario

1 Hilos de comentarios
0 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario m?s reaccionado
Hilo de comentarios m?s caliente
1 Autores de comentarios
el m?s nuevo m?s antiguo m?s votado
Doctor Mata

Con todo respeto, no considero que esa sea la raz?n de la existencia del transporte pirata, entonces como las EPS prestan un servicio p?simo entonces montemos una EPS, la raz?n real es falta de empleo digno por un lado, por el otro (actualmente), est? manejado por grupos al margen de la ley, o sea, ya es por negocio, pues la mayor?a de los veh?culos piratas no pertenecen a personas que buscan su sustento diario, sino que trabajan para otro y tienen que hacer una entrega diaria, como lo hace un conductor de taxi. Por lo tanto, no saquemos excusas, de… Read more ?