Con el título de ingeniero Civil otorgado por la Universidad Nacional de Manizales, Henry Martínez Puerta es conocido tanto por su trayectoria en esta profesión como por su inmensa discoteca en donde se destaca una de las más grandes colecciones de la música de Julio Jaramillo, cantante ecuatoriano apodado “El Ruiseñor de América”. A Jaramillo se le atribuyen unas 2100 canciones grabadas en distintos países, tal como lo destaca Martínez Puerta quien posee más de 11.000 discos de larga duración (LP) de los cuales 950 corresponden a Julio Jaramillo. Con Martínez hablamos sobre esta particular colección, que empezó desde sus primeros años de estudios y que lo ha llevado como expositor invitado a varios países.
¿Cuándo y cómo empezó esa manía de coleccionar música?
La colección de acetatos o vinilos la inicié hace bastante rato, hacia finales de 1977 en mi primer año de universidad. En mis vacaciones nos reuníamos algunos compañeros en la casa de uno de mis grandes amigos, para escuchar la música de su papá que era muy aficionado al tango. A algún vecino también se le ocurrió llevar un disco LP (larga duración) de Julio Jaramillo, el más clásico titulado “Reminiscencias”. Yo, sinceramente, no estaba conectado con esa música sino con la de actualidad de entonces, las baladas, pero me pareció que esa música, las guitarras, las voces y los temas tenían un sabor distinto a la línea popular cantinera o “galembera” como lo llamábamos en ese momento. Eso me impactó, así que conseguí prestado el LP, lo grabé en casete y empecé a comprar discos de Julio Jaramillo. Aunque luego me extendí y el mismo Julio me llevó a otros cantantes como Olimpo Cárdenas y Lucho Bowen, luego a algunos de tango, tríos, boleros.
¿Hoy cuántos discos o LP tiene?
De todos estos artistas y de todos estos géneros estoy alrededor de 11.000 a 12.000 discos de larga duración. Julio Jaramillo grabó en todos lados, en todos los países de América Latina, así que hay algunos discos que tienen casi las mismas canciones que otros. Ya ahora llegué al momento en que compro un LP, así lo tenga y sea el mismo repertorio pero con una portada diferente, solo porque el sello de la casa musical es distinto o de otro país. Así que de Julio Jaramillo, incluyendo las canciones a dúo y algunos alternando con otros cantantes, son algo más de 950 discos LP.
¿Se sabe cuántas canciones grabó Julio Jaramillo?
Los que coleccionamos su música estimamos que pudo haber llegado a grabar unas 2100 canciones diferentes, incluyendo ahí las versiones diferentes que hizo de un mismo tema, pero que grabó en otra época, con otros conjuntos, con otros acompañamientos y a dúo con otros cantantes.
¿De toda esa colección, cuál considera usted “la joya de la corona”?
Inicialmente, teniendo esa pasión tan grande por Julio Jaramillo uno diría que le gustan todas o que hay una que le gusta más que otra. Con el paso del tiempo van apareciendo temas que uno no ha escuchado, aunque hace rato que no me ocurre eso, y ese tema se vuelve el favorito del momento. Pero en la casa cuando me dedico a escuchar lo de Julio, hay canciones que se me vuelven repetitivas y cuando los vecinos las oyen dicen: Henry está “traguiado”. Y es verdad, hay temas que no son tan populares, como unos que suelo colocar: “Máscara de pena”, “Triste destino” y “Que sea Dios”. Son canciones no tan difundidas, pero que dentro de lo que yo tengo a veces les doy alguna especialidad, sin poder decir que sean para mí lo mejor.
¿Y de toda la colección cuál ha sido el más difícil de conseguir?
¿Difíciles? Muchísimas. Por ejemplo el año pasado compré un sencillo con dos temas grabados al inicio de la carrera de Julio Jaramillo pero que por alguna circunstancia no se difundieron lo suficiente, el cual me salió costoso: pagué 200 dólares. Pero yo tengo discos LP que han costado muchísimo, como uno que me valió 1350 dólares, que a pesos de hoy son más de $4 millones. En ese LP había tres canciones que yo no tenía en el formato de vinilo, sino digital.
¿Qué canción de Julio Jaramillo no ha podido encontrar aún?
Hay una canción de Julio Jaramillo que se me ha vuelto obsesión, tal vez. Y es un tema muy popular en otros artistas pero no en la voz de Julio, se trata de un éxito que hizo Alci Acosta llamado “La copa rota”. Esta canción en la voz de Julio Jaramillo, la tengo en versión ranchera con mariachi pero grabada de un casete del papá de un amigo que la grabó de la radio en su época. Por ello la versión está muy deteriorada, está cortada, con altibajos y el audio no es el mejor. Pero nunca he visto un sencillo o un LP o algún disco que contenga ese tema.
¿Hay mucha música de Julio Jaramillo grabada en los países latinoamericanos?
En el ámbito de la música internacional, por alguna circunstancia Julio Jaramillo salió de Ecuador y vivió en Venezuela, en Colombia, en México, en Argentina y en casi todos los países de la América continental. El empezó a grabar en todos lados y se volvió muy reconocido y con la particularidad de grabar no por el sistema de regalías sino por una determinada cantidad de dinero. Así que esas canciones, aunque hubieran sido grabadas antes, se volvían éxitos en el país que lo acogía.
¿Cuál ha sido su experiencia como expositor internacional en este campo?
Yo empecé a conocer diferentes amigos de distintos países y entré también en las redes sociales de grupos afines a esta música, lo que me hizo conocer algunas personas que viendo mi colección se han invitado a sus respectivos países. Así que he estado varias veces en Ecuador, en Costa Rica, en México y en otros lugares, especialmente en encuentros de coleccionistas como el primer encuentro de coleccionistas de música de  Julio Jaramillo realizado en Ecuador, su país natal.
¿Esta música que tanto espacio ocupa en su casa?
Je, je. Yo tengo en mi casa como un saloncito con los LP ubicados en siete niveles y por cada hilada pueden caber 1250 discos, en otro sector tengo otro tanto y actualmente, ya tengo la apariencia de un acumulador compulsivo, con discos por aquí y por allá. La música es como una manía, es muy difícil frenarla, es muy difícil uno ver un LP y no querer comprarlo, a veces caro y a veces barato.
¿Cada cuánto le hace limpieza  o mantenimiento a su colección?
Esa es una situación bien difícil. Tenga en cuenta que si son 11.000 discos, nada más hacer el conteo uno a uno se llevaría muchos segundos y en cuanto a  la limpieza estos tienen el inconveniente de que siendo un formato de música que se ha mantenido durante tanto años acapara mucho polvo. Así que cada vez que estoy escuchando música, los voy limpiando con un líquido especial. Y tengo además un inventario de música en el cual estoy reintegrando la información y eso lo hago disco por disco, pero es un proceso dispendioso y lento.
¿Qué tipo de equipo tiene para escuchar su colección musical?
Yo tengo dos tornamesas, entre ellos uno marca Gemini y un tercero que desafortunadamente un buen amigo mío coleccionista que tiene un título en tecnología de eso, le hizo un mantenimiento y me lo dejó inservible. Ahora me toca volverlo a organizar porque ese es el equipo más completo.

3,995 total views, 12 views today