Padre Pacho
Columnista

Colombia es un pa?s altamente contaminado por la corrupci?n administrativa especialmente en el ejercicio de la funci?n p?blica. Hoy mas que nunca se lucha por la generaci?n de una cultura ?tica, que potencialice valores como la transparencia, la rendici?n de cuentas y el esp?ritu de servicio, rescatando as?, la dignidad del servidor p?blico.

Si bien la ?tica por s? misma es importante, no se ha dado su aut?ntico valor por parte de los investigadores y estudiosos en los asuntos p?blicos, asumi?ndola no pocas veces, como la herramienta fundamental para prevenir y combatir las practicas corruptas en los gobiernos y administraciones p?blicas del mundo.

?Por qu? es importante el enfoque de la ?tica p?blica? Sencillamente, porque ?sta disciplina, orienta la conducta de los servidores p?blicos hacia un comportamiento sustentado en valores, que llevan a asumir unas funciones acordes con los principios que rigen nuestra forma de ser y de actuar.

Si asumimos la ?tica como la disciplina que limita moral y socialmente la forma de actuar del funcionario en la administraci?n p?blica, nos preguntamos: ?La ?tica en particular la p?blica como disciplina del conocimiento, de qu? manera debe aportar además de nuevos enfoques, diversas herramientas para contener la corrupci?n en el servicio p?blico? ?C?mo aplicar una ?tica publica que oriente a los servidores a poseer plena conciencia de su comportamiento, as? como interiorizar valores de servicio publico que se traduzcan en actos concretos hacia el inter?s de la ciudadan?a?

Una ?tica p?blica debe inferir en el perfil de los funcionarios p?blicos quienes, sustentados en principios morales, se convierten en prenda de garant?a para los ciudadanos, a quienes sirven y representan.

La ?tica p?blica debe ser fortalecida hasta lograr que sea inherente en la gesti?n p?blica. Que sea parte de la naturaleza de las instituciones hasta lograr que los valores est?n asociados directamente a los objetivos y metas de los programas de trabajo. Que todo servidor p?blico actu? en su cotidianidad, si no acompa?ado de un conjunto de valores, s? al menos de uno, como dijera Max Wewer: ?la ?tica de la responsabilidad?.

La falta de orientaci?n ?tica en el quehacer pol?tico es una deuda social que tienen los estados, con sus ciudadanos porque han sido inferiores a las exigencias sociales a pesar de la implementaci?n de mecanismos para la modernizaci?n de la gesti?n p?blica.

 

Deja Un Comentario