El Barcelona intentará hacer valer el 0-1 de Old Trafford para eliminar al Manchester United y asomarse a las semifinales de la Liga de Campeones cuatro años después. En las tres temporadas precedentes, un equipo español (Atlético de Madrid) y dos italianos (Juventus y Roma) fueron los verdugos de los azulgranas.

Números a favor

Por sensaciones, por estadística y por fútbol, el Barça lo tiene muy cerca. Encadena 30 partidos invictos en su feudo en ‘Champions’ y el United nunca ha ganado en Barcelona: ha saldado con dos derrotas y dos empates sus cuatro visitas. La última vez que los azulgranas estuvieron en semifinales fue en 2015, equipo que entonces dirigía Luis Enrique. Ernesto Valverde, técnico azulgrana, podrá alinear ante el United a su 4-3-3 de gala, con la única duda de si Ousmane Dembélé, reemplazará a Philippe Coutinho en la tripleta atacante junto a Messi y Suárez.

Por el milagro…

El Manchester United, por su parte, llega a la cita en un momento en el que puede derrumbarse definitivamente. El 0-1 de la ida, motivado por el tanto en propia puerta de Luke Shaw, ha traído desconfianza a un equipo que sufrió para sacar los tres puntos en la Premier el fin de semana. Las esperanzas de un milagro en el Camp Nou al nivel del ocurrido en el Parque de los Príncipes ante el Paris Saint Germain parecen mínimas. Intentará conseguirlo sin Shaw, sancionado por acumulación de amarillas, y con la obligación de sacar un once más ofensivo que en Old Trafford. Por lo tanto, se espera que Solskjaer vuelva al 4-3-3 del que prescindió en la ida y forme arriba con Romelu Lukaku, Jesse Lingard y Marcus Rashford. La titularidad de Alexis Sánchez, que ha entrado la convocatoria tras recuperarse de una lesión, parece poco probable.


Ajax, cliente agridulce para Juventus

El Ajax, que visitará al Juventus en Turín en la vuelta de los cuartos de final, es un cliente que trae recuerdos agridulces al conjunto italiano, al ser el rival contra el que ganó su última Copa de Europa en 1996, pero que también le negó la gloria en la final de 1973. El Juventus, dos veces campeón de Europa y perdedor de siete finales, y el Ajax, cuatro veces rey de Europa, también se vieron las caras en dos finales de la máxima competición continental, acabadas con una victoria por parte.

El Juventus Stadium albergará un duelo entre dos equipos históricos y dos filosofías futbolísticas opuestas, con la contundencia y la atención táctica del cuadro italiano y el talento, la técnica y la organización de los “hijos” de Johan Cruijff. Se saldrá del 1-1 de Amsterdam, con ligera ventaja para Juventus, que avanzaría a las semifinales con un 0-0.

3,373 total views, 212 views today