Sistema de salud entre los más impactados por el uso de la tecnología

Debido a la situación de salubridad mundial y las medidas de aislamiento, la tecnología se ha convertido en el aliado de diferentes industrias para mantenerse a flote y el sector salud no es la excepción.

Formatos como las consultas online permitieron el seguimiento de pacientes de forma remota, según el Ministerio de Salud, entre marzo del 2020 y enero del 2021 las tele consultas crecieron en un 89% y de acuerdo con REPS (Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud) los servicios más habilitados en telemedicina son: medicina interna, psicología, nutrición y dietética, dermatología y diagnóstico cardiovascular, respectivamente.

En países como Colombia en donde los servicios de salud cuentan con retos importantes en materia de cubrimiento, la tecnología es un mediador para la inclusión de pacientes en territorios alejados. Según un estudio de telemedicina en Latinoamérica, en el país hay en promedio 1,9 médicos por 1.000 habitantes en el casco urbano y en la ruralidad la cifra se reduce a 0.6 profesionales de medicina por la misma cantidad de habitantes.

De acuerdo a este panorama, la inversión en el sector se ha convertido en una prioridad. Según un estudio de KPMG, red global de firmas de servicios profesionales, la salud es la tercera industria, después de la educación y el transporte, que se ha visto fuertemente influenciada por los líderes de tecnología como resultado del Covid-19. Según este informe, se espera que el crecimiento del presupuesto para tecnología en el sector de salud aumente un 49% este año.

Entre marzo del 2020 y enero del 2021, las tele consultas en Colombia crecieron en casi un 90%.

En la industria de la salud, la seguridad y la privacidad son particularmente importantes, ya que la protección de la información de los pacientes y de los diagnósticos es un tema altamente sensible.

De allí la importancia que las entidades encargadas de prestar este tipo de servicios incluyan el almacenamiento de datos encriptados, en datacenters ubicados en el territorio nacional, como es el caso de Cable & Wireless Business. Puedan tomar los mejores ejemplos de los demás y habiliten ecosistemas y diversas plataformas para conectar aplicaciones de forma segura y con altos índices de disponibilidad, garantizando el mejor desempeño.

Nuevos retos

C&W Business indica, que ante el aumento de los servicios médicos remotos, especialistas llevaron nuevas soluciones a la conversación. Los datacenters deben tener una alta capacidad de manejo y tratamiento de información para el soporte de softwares de grandes dimensiones como los utilizados para el manejo de imágenes diagnósticas.

Por otro lado, entendiendo la sensibilidad de los datos que se procesan dentro del sector y la disponibilidad requerida, muchos toman ventaja dando solución que permita cifrar la información de pacientes y usuarios entre canales y sucursales y proveer una vía de flujo de datos de gran tamaño sin que obstruyan los canales complementarios o de atención al cliente.

Así mismo el registro y uso de datos supone nuevas oportunidades para el desarrollo de tecnologías más inclusivas en el sector. Con la información como base se pueden humanizar y personalizar los formatos digitales para brindar una mejor experiencia para el paciente, menos compleja y más segura.

A través de estas propuestas de mejora para el sector salud, se concluye que la adopción de soluciones digitales impacta positivamente en el futuro del sistema: nuevos escenarios de cuidado, tecnologías menos invasivas y medicina proyectiva pueden ser una realidad en el país si se apuesta por el desarrollo.

Compartir