Se vienen los cambios en el POS

Liliana Cardona Marín

El Ministerio de Salud y Protección social cada año hace una revisión de los procedimientos médicos, quirúrgicos, servicios y tecnologías que son financiados con recursos de la Unidad de Pago por Capitación (UPC), estas listas son depuradas y en algunas ocasiones, sobre todo cuando se trata de medicamentos, los cambios favorecen a los usuarios. 

Los cambios rigen a partir del primero de enero de 2022. Desde el despacho de la viceministra de Protección Social se indicó que son más de 30 procedimientos en los que se busca embellecer, aumentar la atracción, alterar la apariencia física o una característica con fines innecesarios que desgastan la sostenibilidad del sistema de salud. 

El uso de la tecnología no es requerido, sin ella no está en riesgo la vida o la capacidad funcional de las personas. En tal sentido, entre las exclusiones se encuentran: rejuvenecimiento vaginal, engrosamiento del pene, dermoexfoliación con láser parcial o total, rinoplastia estética, resección de bolsas adiposas de bichat en cara, con esta última se busca perfilar el rostro.

Es de tener en cuenta que este proceso se da en cumplimiento de la Ley Estatutaria de Salud, luego de surtir las cuatro fases del procedimiento técnico-científico y participativo de exclusiones. La Ley Estatutaria de salud 1751 de 2015, consagra la salud como un derecho fundamental autónomo, garantiza su prestación, lo regula y establece sus mecanismos de protección, es la primera Ley estatutaria en Colombia para un derecho social fundamental y crea un marco de protección al derecho fundamental a la salud.

Este diciembre se expidió la Resolución 2273, luego de que se cumpliera el proceso con expertos médicos del país, los pacientes potencialmente afectados y la ciudadanía en general en diferentes ciudades del país, con lo que se determinó que ciertos medicamentos, insumos médicos, procedimientos, entre otros, no serán financiados con dineros públicos destinados a la salud. Son un total de 97 servicios y tecnologías que fueron excluidos de la financiación con estos recursos para optimizar el sistema.

El otro lado de la noticia

Olga Lucía Zuluaga directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de Empresas Sociales del Estado y hospitales públicos (ACESI), acerca de este tema expuso lo que para ellos son beneficios: “El Instituto de Evaluación y Tecnologías de Salud de 967 actividades que no eran cubiertas por la UPC, ha autorizado la inclusión de 654 procedimientos. Esto quiere decir que a partir del 2022, el 97% de los procedimientos que antes no eran cubiertos por la UPC, ya quedarán dentro del plan de beneficios”.

Así mismo explicó que se generó un incremento importante en medicamentos que antes no eran cubiertos y solo era posible acceder a ellos a través de Mipres, lo que quiere decir que se pasó de una cobertura de 60.8 al 87.35 del total de nuevos códigos que incluyen nuevos medicamentos quedando así una sola unidad de pago para lo que antes estaba como techos presupuestales y que anteriormente debía diligenciarse en Mipres, esto va a facilitar mucho para que el usuario tenga acceso a todas esas tecnologías y medicamentos que debían tener un trámite adicional.

Cuando el médico tratante no encuentra en el Plan Obligatorio de Salud (POS), el medicamento que va a ser coadyuvante en el tratamiento del paciente hace una solicitud en línea a Mipres. Esta es una herramienta tecnológica que permite a los profesionales de salud reportar la prescripción de tecnologías en salud no financiadas con recursos de la UPC o servicios complementarios al ser de alto costo.

Al paciente o el familiar encargado le llega luego un mensaje de texto en el que le informan si fue aprobada esta solicitud, los documentos y el lugar donde se debe acercar a reclamarlos. Entre estas solicitudes se encuentran con regularidad los pañales, los alimentos en polvo para alimentación no parenteral, los anticoagulantes, medicamentos para las alergias entre muchos otros.

Compartir