Por una innovación del mercado de la banca en busca de posicionamiento

La evolución digital es un proceso que avanza aceleradamente y esa misma transformación es la que está generando nuevas tendencias en los modelos de negocio, posicionando la innovación y el emprendimiento digital como herramientas esenciales para el futuro laboral.

A través de la estrategia implementada por Areandina para abrir espacios de diálogo y aprendizaje entorno a la evolución digital, se busca el fortalecimiento en todo lo relacionado a la tecnología, la cultura, las operaciones y el valor agregado de un negocio, y por ende, se hace necesario vincularse a los ecosistemas de emprendimiento digital a partir del fortalecimiento T.I.

“Hoy son muchas las innovaciones que permiten crear proyectos en común, donde buscan las mejores experiencias de la banca en innovación y de cómo lograr un emprendimiento a partir de una empresa de sectores tradicionales en el país”, indicó Felipe Baena Botero, rector de Areandina seccional Pereira.

El modelo de negocio ha cambiado y el mercado que conocemos le ha dado paso a un foco de negocio global, donde los emprendedores pueden conocer los hábitos y comportamientos de sus clientes y así implementar nuestras estrategias de innovación; incluso en este aspecto, la banca no se ha quedado atrás.

Evolución digital

“En el 2014 se producen una serie de cambios, entre ellos una desconexión entre la banca y las nuevas generaciones, mientras que los procesos digitales estaban tomando mucha más fuerza. A partir de ello, se empezaron a romper paradigmas en las grandes industrias; se hizo necesario entonces, identificar nuevos escenarios y oportunidades en el campo”, aseguró María del Pilar, quien cuenta con 15 años de experiencia laboral en el sector bancario y en el desarrollo de nuevos modelos de negocio.

Estudios de mercados

Fue así como los ejercicios de investigación a usuarios, la exploración de mercados y el entendimiento de los segmentos y dinámicas diarias de los públicos, llevó a todo el equipo de Nequi a obtener unas ideas de valor que proyectaron la planeación estratégica y concretó un modelo de negocio en el que se transformó la relación entre la banca y los personas.

El papel del usuario es determinante para ofrecer un producto que se adecúe a sus necesidades con metodologías adaptadas a la cotidianidad, que sienta parte del proceso de creación, diseño e innovación del servicio, utilizando la tecnología como aliada en los modelos de colaboración.

Crear una alfabetización digital a través del emprendimiento es uno de los mayores retos, aunque las culturas organizacionales presenten dificultades frente al cambio, es vital que existan esas variaciones y para ello se debe tener voluntad política, en la cual se permita crear y transformar lo tradicional.

Según María del Pilar, “desde el mercado de la banca, la decisión de irrumpir en las dinámicas ha abierto campo a nuevas competencias y eso genera la posibilidad de cambiar los planes. Desde Nequi, se han ido adaptando a lo que el entorno ha ido necesitando, fortaleciendo la relación con el usuario, más allá de lo financiero”.

Todo este análisis sobre la innovación y el emprendimiento como parte de la Evolución Digital nos demuestra que la tecnología continúa al servicio de las personas, sin dejar de lado el valor de las relaciones humanas y más en los procesos de innovación, pues el voz a voz seguirá siendo fundamental en el posicionamiento de los proyectos.

Compartir