La política contamina la vacunación contra la covid-19 en Colombia

La política ha contaminado la esperada vacunación contra la covid-19 en Colombia, donde funcionarios de todos los escalones quieren llevarse el protagonismo en la distribución y aplicación de las primeras 50.000 dosis recibidas de la farmacéutica Pfizer.

 

El país, el tercero más afectado por la pandemia en América Latina con 2.207.701 casos positivos y 58.134 fallecidos, recibió el pasado lunes el primer embarque de Pfizer, lo que para muchos políticos fue el pistoletazo de salida para ver quién sale mejor o primero en la foto con las vacunas o los vacunados.

 

El Gobierno diseñó un detallado Plan Nacional de Vacunación para 35,2 millones de personas, equivalentes al 70 % de la población nacional, con el fin de alcanzar la inmunidad de rebaño, pero el espectáculo de alcaldes, gobernadores, ministros y el propio presidente Iván Duque es digno de un anecdotario en vísperas de un año electoral.

 

En esa carrera se han visto situaciones inusitadas, como el alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, sosteniendo la mano derecha de Alba Rocío Montoya, auxiliar de enfermería del Hospital General de esa ciudad, mientras la mujer recibía la vacuna en el brazo izquierdo.

 

Un video que se hizo viral muestra la repetición del descargue de las vacunas en la ciudad de Sincelejo porque solo aparece con las cajas el gobernador del departamento de Sucre, Héctor Olimpo Espinosa, y al parecer faltaba el alcalde de la ciudad, Andrés Gómez.

 

En la escena aparece un miembro de la Policía haciendo las veces de director y, una vez está el elenco completo, se graba de nuevo la entrada de las cajas con las vacunas mientras los asistentes celebran con un aplauso.

 

Pobre resultado inicial

 

La vacunación en Colombia empezó el miércoles en Sincelejo con un acto en el que estuvieron Duque; la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez; el ministro de Salud, Fernando Ruiz, y la jefa de Gabinete presidencial, María Paula Correa, entre otros funcionarios.

 

En los últimos días Duque ha insistido en que la vacunación debe estar al margen del «oportunismo político» y de la «crítica facilista», pero de diferentes sectores lo han acusado de querer capitalizar la situación de cara a las elecciones legislativas y presidenciales de 2022.

 

Las vacunas pueden esperar

 

El carácter urgente con el que los colombianos esperan el turno para ser vacunados parece no ser igual en el Gobierno, que decidió comenzar la campaña de manera gradual en las distintas ciudades del país.

 

De esta forma, Bogotá, a donde el contenedor de Pfizer llegó el lunes al mediodía, solo pudo comenzar a aplicar los sueros, tres días después, en un acto encabezado por la vicepresidenta y el ministro de Salud, demora que motivó críticas de la alcaldesa Claudia López.

 

Otro hecho inusitado se dio en Cali, donde el comienzo de la vacunación fue aplazado cinco horas este jueves, de las 9 de la mañana a las 2 de la tarde, para que el ministro de Justicia, Wilson Ruiz, pudiera asistir en representación del Gobierno.

 

Compartir

Deja un comentario