Imposición de la Santa Ceniza será en cabeza este año

El próximo 17 de febrero se celebrará en Colombia y en varias partes del mundo el tradicional miércoles de ceniza un signo de tradición en la Iglesia Católica, con el fi de conmemorar el inicio del tiempo de Cuaresma, la diferencia es que esta vez la ceniza se impondrá en la cabeza como se solía realizar en la antigüedad y no en la frente.

La ceniza llega al nuevo mundo

 

El rito de colocar la santa ceniza en la frente de los creyentes se remonta a los primeros siglos de existencia del cristianismo. Todo con la finalidad de dar inicio al periodo de cuaresma, es decir, de los cuarenta días de penitencia.

 

Las cenizas se utilizan para que los fieles recuerden la fragilidad y la mortalidad de los seres humanos, la cuaresma es la representación de los cuarenta días que, según la tradición, Jesús de Nazaret pasó en el desierto tentado por el pecado.

 

La imposición de la ceniza sobre nuestras cabezas no se realiza con ningún tipo de sentido oscuro o negativo así lo indica la iglesia católica sino siempre con el fin de ver lo positivo de la vida.

 

La ceniza y la pandemia

 

Generalmente en América Latina, el acto de poner la ceniza en la frente es la más frecuente pero, la semana pasada, la Conferencia Episcopal dio a conocer que con el fin de que se presente menor contacto entre los feligreses y quien imponga la ceniza, ­se cambiará la manera en la que se imparta, por lo que este año se colocará en la cabeza, más exactamente en la coronilla, esta manera de pone la ceniza aún se practica en algunos países de Europa y es un rito que antiguamente practicaba la iglesia.

 

“Desde siempre la ceniza se ha esparcido o echado en seco sobre la cabeza de los fieles. Así ha sido en Roma. Comenzando por los papas, la han recibido en sus cabezas, de manos del Cardenal camarlengo. La tradición de mojar totalmente la ceniza y untarla es realmente de Latinoamérica, pero no hace parte de ningún dogma o mandato que diga que debe siempre untarse en la frente”, afirmó la Conferencia Episcopal, aclarando también que la ceremonia de mojar la ceniza y aplicarla en la frente es un ritual latinoamericano y que el resto de países católicos no se realiza.

 

En Pereira

El Obispo de Pereira, Monseñor Rigoberto Corredor Bermúdez expresó un mensaje para los pereiranos y visitantes que quieran acceder a la imposición de la ceniza, “Dadas las circunstancias graves de la Pandemia, pedimos a los sacerdotes y fieles recibir la Santa Ceniza, no en la frente, sino directamente sobre la cabeza, conforme a la tradición de la Sagrada Escritura y a la Práctica de los Sumos Pontífices de nuestra iglesia. Así evitamos el contacto directo con los fieles, sin disminuir, en lo más mínimo, el sentido profundo de este signo Cuaresmal”.

 

El máximo exponente de la iglesia Católica en Pereira recomendó también a todos los fieles a acoger este cambio temporal del apreciado gesto ritual de la ceniza, que solo busca, garantizar la salud y el bien de todos.

 

Como se podrá la ceniza

Así pues el procedimiento de imposición de la Santa Ceniza se realizará en los siguientes pasos.

  • El sacerdote hace la oración para bendecir la ceniza.
  • El padre mezcla la ceniza con agua bendita.
  • El cura pronunciará solo una vez la frase de polvo eres y en polvo te convertirás, no por persona.
  • El sacerdote se limpiará las manos y se pondrá su tapabocas.
  • El cura definirá si pide a los fieles hacer una fila, conservando la distancia, para imponer la ceniza o si se acerca al puesto de cada uno.
  • Al momento de imponer la ceniza, el padre no podrá decir nada.
Compartir