El café en Santa Rosa de Cabal no tiene idioma

En esta ciudad fue inaugurado el Café Incluyente Don Fermín, el cual es atendido por personas que no escuchan. Este nuevo espacio no solo se ha convertido en un nuevo atractivo turístico, sino en un ejemplo de inclusión y superación, y un espejo de personas que tienen por límite el cielo.

El café

Don Fermín es el primer café incluyente del Eje Cafetero, espacio que nació como emprendimiento de dicha comunidad y ha tenido el apoyo de la administración municipal y empresas privadas de Santa Rosa de Cabal. Allí los propios y visitantes tienen no solo la oportunidad de degustar de café y productos del municipio, sino de aprender a pedir su bebida favorita en lenguaje de señas.

“Esto era un sueño para tener oportunidades laborales para las personas sordas del municipio, ninguno sabíamos de café ni conocimientos en barismo… se empezaron a tocar puertas y nos apoyaron en capacitaciones”, comentó Carolina Márquez, coordinadora del programa de discapacidad de Santa Rosa.

Sin barreras

Cuatro personas sordas se formaron en servicio al cliente y barismo y son los encargados de la atención en el café incluyente. “Ellos son muy interesados por el tema, super pilosos, ven videos en YouTube y hacen decoraciones”. 

Además están pendientes de enseñar el lenguaje de señas a los clientes que los visitan y compartir su conocimiento y buena energía. “Es muy bonito cuando la gente viene y los saludan y piden en lenguaje de señas, a ellos les encanta”, declaró Márquez. El objetivo de este café incluyente es brindar oportunidades laborales para que la comunidad sorda pueda ser autosuficiente y que se sientan valorados en la sociedad. 

Visitantes

Turistas y vecinos del parque visitan cada día el café, los más recurrentes ya piden su café con señas sin necesidad de recurrir a una carta. 

RECUADRO

La carta

El café incluyente cuenta con un pendón en gran tamaño con los nombres de los productos y su traducción en señas. Además las mesas tienen códigos QR que enlazan a la carta digital, en la que además de encontrar los productos, hay vídeo de las señas y movimientos para pedir cada alimento o bebida. Las cartas físicas tienen lenguaje braille para la población ciega.

La invitación

La comunidad sorda invita a la ciudadanía a conocer su emprendimiento ubicado en el Parque Fundadores de Santa Rosa de Cabal, y que aunque son personas que no escuchan, buscan la forma de poder comunicarse con los clientes.

DATO

Don Fermín ofrece no solo un excelente café, sino también la experiencia lingüística y cultural de la comunidad sorda.

DATO

El café abre todos los días desde las 7:00 de la mañana hasta las 10:00 de la noche.

CIFRA

32 productos se pueden pedir en lenguaje de señas en Don Fermín. 5 personas sordas, 4 baristas y un celador, trabajan en el café.

Compartir

Deja un comentario