Perfil del nuevo periodismo en la post pandemia

Los medios al contar con la credibilidad de las audiencias y fidelización de los clientes, con un buen trabajo periodístico de la mano de las nuevas tecnologías y apuestas digitales podrán alcanzar un nivel alto en el ejercicio informativo y comercial característico de los medios de comunicación.

Diversos retos y reflexiones ha dejado en los medios el virus Covid-19, nuevas apuestas y formas de llevar una información verás en medio de tantas noticias falsas y confusiones causadas por personas en particular y redes sociales que genera una gran nube gris y más preguntas que respuestas.

Según la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, “La forma de enseñar y, por ende, aprender periodismo ha cambiado. Más aun en la actual época de pandemia, que ha transformado al mundo. Las empresas periodísticas necesitan con urgencia de profesionales con una visión global de la industria, que entiendan sobre la composición de las audiencias, de interpretación de datos, que no solo se integren un flujo de trabajo multimedia sino que, también, contribuyan a la rentabilidad de los medios”.

En Colombia, un grupo de legisladores está interesado en un proyecto de ley de asistencia permanente a los medios de periodísticos, tomado como ejemplo los parámetros de asistencia de los países europeos.

La forma de dar y recibir información ha sufrido radical cambio, con una complicada relación entre periodismo y plataformas digitales, provocando una disparidad económica, que ha causado fuerte presión en la viabilidad financiera de los medios, una situación que se ha hecho crítica por los efectos de la pandemia del Covid-19.

Aporte de la academia

Las universidades tienen el reto de ayudar a la formación de estos nuevos profesionales. ¿Lo están haciendo? ¿Están produciendo las escuelas de periodismo el tipo de profesional que necesitan los medios? ¿Cómo crear nuevos programas de formación de periodistas y editores?

Un paso previo fue el que dio el Consejo Latinoamericano de Acreditación de la Educación en Periodismo (CLAEP) a finales del mes pasado, al convocar a directores, coordinadores y académicos a una presentación en línea de la Cátedra CLAEP, bajo el título «El reto de enseñar periodismo emprendedor en las universidades».

Los medios deben trabajar en conjunto y de manera armónica con todas las áreas de la empresa, pensando primordialmente en el capital humano.

Al evento se conectaron más de 300 interesados en la calidad de la enseñanza del periodismo en tiempo de pandemia. El modo virtual resultó apropiado para satisfacer el escenario de dos vías: la enseñanza y el aprendizaje.

«La pandemia desató una crisis mundial, en varios aspectos y áreas de la vida… Nos invita a repensar los antiguos modos de enseñar y aprender periodismo. Nos pone frente a miles de disyuntivas. Hay mucho por hacer», destacó Susana Mitchell, directora ejecutiva del Consejo Latinoamericano para la Acreditación en la Enseñanza de Periodismo (Claep).

El rol del periodista

Hay en la historia del periodismo numerosos hallazgos de alto valor que provienen de fuentes con intereses diferentes de los del periodista.

En reiteradas ocasiones, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) ha resaltado el rol del periodismo de investigación en sacar a la luz casos de indudable interés público para la ciudadanía.

Para acceder a información sensible y usualmente oculta, los periodistas recurren a prácticas habituales en el oficio, como el contacto directo con fuentes de información que no necesariamente, y en general de manera nada habitual, tienen intereses altruistas, y que incluso podrían terminar sospechadas de delitos.

En los últimos días, a partir del desconocimiento del oficio periodístico o, más aún, con la intención de deslegitimar a determinados profesionales, algunos sectores han intentado asociar a periodistas en presuntas maniobras extorsivas.

Para la SIP, “existe la preocupación por comentarios y acusaciones que confunden de modo deliberado prácticas periodísticas habituales -como el contacto con fuentes o la realización de entrevistas a sujetos de interés noticioso- con el involucramiento de los periodistas en conductas de terceros o su complicidad con esas mismas fuentes”.

La alerta a la opinión pública es latente sobre la necesidad de comprender y defender las características del trabajo profesional que ha permitido llevar a conocimiento de la sociedad cuestiones de indudable interés públicos.

Nota: Textos de apoyo de La Sociedad Interamericana de Prensa, SIP.

Deja un comentario