Consejos a la hora de emprender un negocio

Los ciudadanos de todas las regiones del país se caracterizan por ser unas personas emprendedoras que se han visto expuestos a sortear diversas dificultades que han sacado la mejor versión de emprendimiento e innovación.

La inteligencia y el poder de entusiasmo que tienen los colombianos los ha llevado a las grandes ligas empresariales y de negocios.

Recuerde que al iniciar un negocio no se debe emprender sin planear el área financiera, tampoco se debe limitar la búsqueda de crédito en la banca tradicional, hay otras entidades que pueden apoyar el proyecto. Y es bueno capacitarse y estar en constante aprendizaje.

La crisis económica que se presenta en varios sectores a raíz del Covid-19, el aumento del desempleo en Colombia en por encima del 20% en el mes de mayo, el alza en el precio dólar y la caída en el valor del barril del petróleo son realidades que se viven en la actualidad y que han llevado a repensar en nuevos modelos de negocios e iniciar de cero; es decir creando un emprendimiento.

Según un estudio en 2017 del Banco de Desarrollo de América Latina CAF, países como Colombia son dos veces más propensos a la creación de nuevas empresas, pero seis veces menos capaces de generar compañías con más de 50 empleados.

Al igual, un estudio de GEM Colombia en 2019 revela que más del 80% de los emprendimientos muere en etapas tempranas por falta de financiación, más del 90% no tiene conocimientos financieros y solo el 6% de las nuevas empresas resisten más de 3.5 años.

Por ello, se deben tomar las decisiones acertadas y utilizar las herramientas ideales para que el proyecto soñado se haga realidad y, más allá, se convierte en un emprendimiento sostenible y consolidado en el tiempo.

“Es importante acompañar y aconsejar a los futuros creadores de proyectos económicos, la misión es ayudar a reducir el porcentaje de emprendimientos que mueren en etapas tempranas por no tener las herramientas adecuadas para crecer”, dijo María Lorena Roa CEO y Founder de Panal Ed-tech.

Según la Cámara de Comercio, en Colombia, en el primer año solo subsisten el 55% de las empresas creadas; en el segundo un 41%, en el tercero un 31%, en el cuarto un 25% y solo una de cada 10% supera los 10 años de operación.

Pasos a tener en cuenta para emprender:

Paso Nro. 1: es importante hacer una planeación y trazar una ruta a corto plazo para tomar decisiones financieras gerenciales de forma acertada.

 

Paso Nro. 2: redefina el negocio y establezca nuevos objetivos a medida que se van cumpliendo los propuestos. Recuerde que deben ser alcanzables y sostenibles para mantener el emprendimiento.

 

Paso Nro. 3: se deben buscar nuevas alternativas de negocio que generen ingresos. A su vez, evalúe el equipo de trabajo y capital de trabajo que quiere o con el que cuenta.

 

Paso Nro. 4: es necesario realizar un diagnóstico e implementar indicadores para evaluar el comportamiento actual del proyecto frente a la crisis. Así se logra identificar la rentabilidad, los márgenes y el punto de equilibrio.

 

Paso Nro. 5: no olvide analizar la capacidad de endeudamiento para identificar si la operación del negocio favorece el acceso a un crédito, el monto que una entidad financiera le otorga y el plazo ideal para asumir el pago de la obligación económica.

Paso Nro. 6: hacer uso de herramientas tecnológicas disponibles en el mercado, como ‘Arnes’ que incorpora salas digitales para afianzar conocimientos de los pasos para emprender. De igual manera, un libro digital con los 50 pasos necesarios para emprender y ‘Pesos’ herramienta digital, que permite planificar la parte financiera del proyecto, con una interfaz de fácil uso así no se tenga conocimientos financieros, educa al futuro empresario a administrar mejor el dinero y obtener un apoyo financiero más efectivo.

 

Paso Nro. 7: la búsqueda de financiación del emprendimiento ayuda, tras la evaluación en diversas fuentes de financiación, verificando crédito, capital o subsidios.

Dato: Con una buena planificación esta es una oportunidad para proyectar el futuro y estabilidad económica y comercial, creando empresa fundamentadas y acorde a las necesidades de clientes y usuarios.