¿Cómo proteger a sus hijos e hijas estando en casa?

Durante los últimos meses, a causa de la pandemia, familias completas en todo el país han cambiado sus rutinas por el confinamiento. Padres de familia, en su mayoría, han tenido que mezclar la vida laboral con la familiar y esto se ha convertido en un reto.

Niños y niñas de primera infancia e infancia (0 a 11 años) no están asistiendo al jardín o a su colegio, ahora todo se traduce a otro tipo de actividades virtuales o desde casa. Por esta razón, necesitan acompañamiento y supervisión el 100% del tiempo, cualquier descuido puede resultar en una situación poco agradable para los miembros de la familia.

Recomendaciones

Tenga especial cuidado con los electrodomésticos, tomas de corriente, utensilios de cocina, hornillas, entre otros. Evite que los niños tengan acceso a cualquiera de ellos. Déjelos en un lugar apartado, muy bien guardado, apagados y seguros.

Las terrazas, balcones y ventanales son lugares de juego atractivos para los niños, manténgalas cerradas y con llave. En caso de tenerlos abiertos, póngales una rejilla de seguridad, o supervise que no salgan sin su permiso o el de algún adulto responsable.

Evite que los niños permanezcan mucho tiempo solos en cualquier habitación sin vigilancia periódica de un adulto. Siempre manténgalos a la vista, así podrá ver que están haciendo o manipulando.

Aleje cualquier producto químico que esté al alcance de los más pequeños, recuerde que pueden intoxicarse en caso de ingerir alguno de ellos. Guárdelos en gabinetes o estantes altos, donde el acceso a ellos no sea fácil. De igual forma, evite re envasar estos productos en botellas de bebidas como gaseosas, agua o jugos que se puedan confundir con facilidad.

Si su casa tiene piscina, mantenga cerradas las puertas de acceso a esta. Enséñeles a sus hijos que este no es un lugar seguro cuando se encuentran solos, siempre deben estar acompañados por algún miembro de la familia.

Establezca horarios para realizar diferentes tareas y actividades que los mantenga ocupados. Una rutina es indispensable para poder manejar los tiempos tanto de los padres como de los hijos.

Deja un comentario