26.4 C
Pereira
sábado, mayo 18, 2024

Cinco personas con un inmenso corazón conforman la fundación Fríjoles Mágicos Colombia, cuyo fin es invitar virtualmente a donar alimentos. Con su ayuda ahora son menos las familias con hambre.

Cinco personas con un inmenso corazón conforman la fundación Fríjoles Mágicos Colombia, cuyo fin es invitar virtualmente a donar alimentos. Con su ayuda ahora son menos las familias con hambre.

Daniel Quintero Lozano, ingeniero industrial; Sebastián Ocampo, ingeniero mecánico y Hernando Vélez, periodista, son tres amigos que se detuvieron a pensar en que una de las misiones más importantes en la vida es ayudar, tenderle la mano a quienes lo necesitan y que por cuestiones del destino pasan un mal momento o no cuentan con los recursos para sobrellevarlo.
La pandemia movió al mundo, replanteó la realidad de las cosas y cambió el diario vivir de la sociedad, situación que a todos cogió por sorpresa, a unos más que a otros y que desde el momento del inicio del aislamiento preventivo obligatorio se ha expresado con los famosos trapos rojos. Ese símbolo de SOS aún es notorio en las calles, barrios y avenidas, sin embargo, la ayuda de personas como estos tres profesionales viene disminuyendo esa cantidad de banderas o pedazos de tela colgados en un palo a la vista de peatones, conductores y pasajeros.

Fríjoles Mágicos

Hernando Vélez le contó a El Diario que el nombre de la Fundación Fríjoles Mágicos Colombia nació producto de su primera experiencia culinaria precisamente con los fríjoles. “Salieron demasiados y no podía creer que, aún cuando 1 libra de fríjoles que es algo súper nutritivo cueste $4.000, la gente muera de hambre”. Imaginado y definido el nombre y su propósito, el siguiente paso era dar rienda suelta a la idea y mirar la manera de cómo ayudar. Labor que  estos tres amigos también realizan con el apoyo de María Camila Vélez, abogada y hermana de Hernando, y su papá, Hernando Vélez Londoño (representante legal suplente).

Luchando contra el hambre

Fríjoles Mágicos ha trabajado en diferentes iniciativas para luchar contra el hambre, y en ese sentido, la más reciente se motivó por la emergencia provocada por el covid-19. Surgió entonces la idea de crear una página en internet (www.buenascausas.co) a través de la cual invitan a personas que estén recogiendo dinero para que ayuden a los menos necesitados a publicar su Buena Causa. “La promovemos para que cualquier persona pueda ingresar, enamorarse de la causa y aportar su granito de arena”, dice Hernando.

Buscan por todos los medios

“Nosotros nos hemos apoyado mucho de las redes sociales y de la comunicación directa. Para la primera colecta nos sentamos y llamamos a cada uno de nuestros contactos contándoles nuestra iniciativa y buscando ayuda”. Dice Hernando que eso fue como una bola de nieve, creció y creció tras empezar a recibir donaciones “de personas que no sabes ni quiénes son”. “También le hemos invertido un poco a pauta en Facebook e Instagram para impactar personas que puedan estar interesadas en publicar su Buena Causa o en donar”.

Ayudas llegan de… y van a…

Varias de las ayudas de Fríjoles que buscan acabar con los trapos rojos en Colombia llegan de USA, Costa Rica y España. Para las entregas escogen sectores donde no hay facilidad de acceso, saben que todas las personas necesitan ayuda, pero hay muchos que tienen más oportunidad que otros. Sus visitas han llegado a corregimientos como Puerto Caldas y Caimalito.

Acabar con la raíz de muchos problemas

Más que recordar alguna anécdota en particular durante las varias entregas que hacen, saben que ayudar significa acabar con la raíz de muchos problemas, poner un granito de arena para no ver niños en estado de desnutrición y la impotencia que se refleja en los ojos de padres o madres, porque crecer así genera muchos problemas desde la infancia.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -