Beneficios de las actividades lúdicas sencillas, para niños y niñas en vacaciones

Por Mariana Suárez Guarín

Crédito de fotos: Pixabay.com

En esta temporada de vacaciones orientar a los niños e incentivarlos a que realicen actividades extras, o buscar estrategias que les permitan desarrollar todo su potencial de creatividad, puede ser un factor muy positivo, para distraerlos sanamente, en medio de los días atípicos que se viven con la pandemia. Mauricio Moreno Cano, director del programa de Licenciatura en Educación Infantil de la Fundación Universitaria del Área Andina Pereira, brinda algunas recomendaciones frente al tema.

“La situación actual nos ha llevado a tener dificultades para planear el tiempo de ocio de los niños y niñas; cuando están atendiendo a las tareas escolares resulta fácil mantenerlos ocupados, no obstante, al terminar estas labores viene la gran pregunta ¿Qué hacer con ellos en el tiempo libre?, esto que quizá sería un problema, resulta ser una oportunidad para seguir fomentando en ellos el aprendizaje, pero debe hacerse de una manera ordenada, no se trata de entretener al niño con cualquier cosa, de dejarlo sentado frente al televisor, o frente a una Tablet o un celular, para que navegue y se meta en contenidos quizá no muy aptos para ellos. La idea es generarles un plan de trabajo, pero no es un tiempo de ocio estructurado, o una rutina estrecha y rígida para los niños, sino por el contrario abrirles un espacio de posibilidades, para que ellos mediante ese tiempo libre puedan realizar dichas actividades”, explicó Moreno Cano.

El profesional también indicó que lo anterior no requiere de artefactos, ni instrumentos sofisticados o juguetes costosos, se pueden usar pinturas, colores, plastilina, arcilla, entre otros elementos básicos, con lo cual los niños pueden crear a partir de la nada. “Lo importante es orientarlos para realizar dicha actividad, incluyendo la situación actual, guiándolos para que expreses como se sentían antes del confinamiento, cómo se sienten ahora y cómo quieren sentirse después que pase toda esta situación pandémica. En este punto es importante ligar ese trabajo que hace el niño en el tiempo libre con las emociones. Está demostrado que cuando las emociones se unen al aprendizaje, este se hace verdadero y significativo, el cerebro emocional logra generar verdaderos aprendizajes. Es la oportunidad para mostrar nuestro afecto e interés por ellos, y convocar a los juegos sencillos, con palitos, piedras, canicas, no tener miedo a que los niños sientan aburrimiento, este es una oportunidad para que ellos incentiven su creatividad y busquen alternativas para salir de dicho aburrimiento; la invitación es a fomentar el ocio como una oportunidad de aprendizaje”, concluyó Moreno Cano.

Por su parte Rosana Guerra, gerente de la categoría de colores Prismacolor para Latam, explicó que “durante la pandemia las categorías de escritura fueron afectadas debido a que las clases fueron interrumpidas y continuaron desde casa, sin embargo, los lápices de colores tuvieron de las menores caídas, ya que los niños encontraron en colorear una gran actividad para realizar en casa durante los grandes periodos que han pasado en sus hogares. Dibujar es importante ya que permite expresarnos libremente, dejando que la imaginación vuele, por medio del dibujo se puede identificar algunos problemas que los niños tengan en su desarrollo tanto físico como emocional”.

Otras habilidades con grandes beneficios para los niños:

Beneficios de las actividades lúdicas sencillas, para niños y niñas en vacaciones / Pixabay
Beneficios de las actividades lúdicas sencillas, para niños y niñas en vacaciones / Pixabay

Fortalecer la concentración:  la pintura y el dibujo son trabajos minuciosos, que requieren de tiempo y detalle. Mediante estas actividades, el ser humano puede llegar a un estado de concentración conocido como Alpha en el que una parte del cerebro es consciente y la otra está en el inconsciente. Este estado se logra también a través de la meditación.

Desarrollar la motricidad fina: mediante actividades como la pintura, los niños utilizan sus manos para realizar movimientos pequeños y exactos que desarrollan en sus músculos y nervios la precisión de dichos movimientos.

Aumento de la autoestima: al realizar actividades de dibujo o pintura en un ambiente amigable y libre de competitividad, los niños logran superarse a sí mismos y plasmar su estado de ánimo en los dibujos que realizan liberando los aspectos negativos como traumas y conflictos que afectan su autoestima.

Desbloquear la creatividad: apropiarse de una hoja en blanco y una caja de colores permite a los niños conocer mil oportunidades para crear con diferentes técnicas y una variedad de colores que motivarán su proceso creativo.

Expresar los sentimientos: el dibujo permite a los niños explorar técnicas diferentes que desarrollan la creatividad y les permiten plasmar sus emociones y sentimientos mediante sus obras, este es el primer paso para después hacerlo en su entorno inmediato.

 

Deja un comentario