Aprobación de la ley antichancleta genera controversia

La ley

Comentó Víctor Hugo Rivera Arboleda, abogado especialista en derecho administrativo, conciliador y docente asesor, que esta ley que está para sanción presidencial, “lo que busca es emitir un consejo a los padres para la crianza de sus hijos” y que está “prohibido cualquier trato cruel o inhumano contra niños, niñas y adolescentes”. Agregó el abogado que la ley responde al evidente incremento de casos de violencia intrafamiliar, denunciados por el Instituto Colombiano de Familiar-ICBF.

Sin castigos

Como la finalidad de la ley es motivar a que los padres de familia no adopten prácticas violentas en la crianza de los hijos, “la esencia de la ley no contempla sanción alguna, ni de carácter penal ni administrativo”, enfatizó Rivera Arboleda. 

Controversia

Este anuncio no solo ha generado reacciones en la ciudadanía, sino que incluso algunos senadores se han opuesto a la aprobación de esta ley, manifestando que el Estado no puede inmiscuirse en lo que tiene que ver con la crianza de los menores.

RECUADRO

Lo que hay

Actualmente la Constitución Política y el Código de Infancia Adolescencia, contemplan en diferentes artículos la prohibición de todo tipo de violencia contra los miembros de la familia, la prevalencia de los derechos de los menores sobre los derechos de los demás y  proteger enteramente a esta población. Razones por las cuales los maltratadores y abusadores, desde hace algún tiempo ya se ven enfrentados a sanciones penales y de carácter administrativo, las cuales conllevan al restablecimiento de los derechos del menor y privar de beneficios a padres y progenitores.

RECUADRO

No al maltrato

Declaró el médico residente en psiquiatría Julián David Carvajal Guevara, que todo niño o persona debe ser reprendida cuando realiza una acción que no está dentro de la normativa social y que se le debe enseñar cuál es la forma correcta, pero que el meollo del asunto es la forma  de reprender. “El castigo físico en definitiva es una forma que genera mucha huella dentro de la psiquis de las personas, mientras que las reprimendas comportamentales como el hecho de mandar a un niño a pararse en una esquina por dos minutos, los lleva a hacer un proyecto introyectivo que finalmente funciona muchísimo mejor que una pela, porque un golpe solo suple las necesidades de la persona quien se cree que  estuvo vulnerada y no de quien se le debe enseñar una forma de comportamiento adecuado”.  

OPINIONES

Jesús Restrepo: “hay muchas formas de castigo para un niño, sin necesidad de golpearlo”.

Luz Mery  Herrera: “me parece bien por una parte, pero por otra que a los hijos no se les puede decir nada porque es un delito también pegarles, pero es muy injusto que haya tanto maltrato”.

Estella Ramírez: “pegarles con moderación, pero a los niños hay que castigarlos”.

Armando López: “yo fui criado a los golpes, a los garrotazos y todo y a mí no afectó ni psicológicamente ni nada, entonces no veo porqué no se le pueda corregir a un muchacho”.

DATO

La también conocida ‘ley antichancleta’ prohíbe el uso del castigo físico, tratos crueles o degradantes y cualquier tipo de violencia como método de corrección contra los niños, niñas y adolescentes”.

Compartir