Se sigue especulando
Se sigue especulando en los tertuliaderos políticos sobre la suerte exgobernador Víctor Manuel Tamayo (foto), luego de que las directivas nacionales del Partido Conservador desconocieran su amplia trayectoria pública y política y le dieran el aval al exalcalde de Belén de Umbría, Diego Naranjo, como candidato único de esa colectividad a la gobernación de Risaralda.

 

No estaría obligado
Dicen algunos que Tamayo ha consultado expertos juristas en el tema electoral y que ellos le han dicho que, si se presenta como candidato por otro partido, no incurriría en doble militancia, simplemente porque el Partido Conservador no le dio garantías en el proceso de selección del candidato único, lo que, según los abogados consultados, lo exonera de tener que respetar la decisión y de permanecer dentro de ese partido.

 

Seguramente con Israel
Pero hay otros que dicen que el exgobernador acatará el fallo del Partido, pero no apoyara la candidatura de Diego Naranjo, sino que se sumará a la campaña de otro candidato y que muy seguramente será la del exalcalde Israel Londoño. Hay que recordar que cuando Israel fue candidato a la alcaldía, Tamayo lo era para la gobernación y tanto durante la campaña como cuando eran gobernantes, tuvieron cercanía en muchas cosas.

 

Desaparecido
Y mientras esto pasa con la candidatura conservadora, todo el mundo se pregunta que ha pasado con el candidato del Centro de Democrático para la gobernación. Después de que fue escogido por la directiva departamental y confirmado por la nacional de ese partido como candidato oficial, prácticamente se desapareció del panorama político y, al parecer, ni siquiera en las reuniones a donde ha sido invitado, se le ha visto la cara.

El favorecido
Y de todo esto, según muchos analistas políticos, el que está saliendo favorecido es Israel Londoño (foto). En el partido Conservador el exalcalde es bien mirado entre los seguidores de Víctor Tamayo y por los que no quedaron conformes con la escogencia de Diego Naranjo como candidato único. Y en el Centro democrático, muchos de los inconformes con Eduardo Cardona, apoyarían sin ningún problema a Israel.

 

Una mala compañía
En tono jocoso un contertulio dijo la semana pasada en uno de los tinteaderos políticos más recurridos de la ciudad, que el único problema que tenía Israel y por el cual mucha gente no le arrimaba, era la compañía del representante liberal Diego Patiño, pero que si se lograba liberar de su presencia en la campaña, sería el candidato perfecto para recoger los inconformes de los otros partidos y los que no ven nada en las otras candidaturas, que son la mayoría.

 

Deja Un Comentario