Exitosa la primera diálisis hepática en el Eje Cafetero

El éxito en este proceso médico no solo tiene como resultado un binomio madre e hijo con vida, también es una muestra del talento humano y la tecnología de punta que tiene el HUSJ y que puede llevar a que muchas personas enfermas se salven de graves enfermedades.

Realizar diálisis hepática a una materna es común en otras partes del mundo, pero en el Eje Cafetero fue una novedad y a pesar de lo complejo del procedimiento, este culminó con total éxito.

En entrevista con El Diario, la doctora Sandra Patricia Olaya Garay, encargada de llevar a cabo el proceso de diálisis hepática, señaló que “la paciente llegó al hospital en muy malas condiciones, en trabajo de parto, con una enfermedad hepática muy avanzada, tuvo niveles de bilirrubina de 17 que son casi incompatibles con la vida. Una vez identificamos la enfermedad, empezamos el proceso de diálisis hepática, la primera vez que la hacíamos en paciente materna. También asociado a esto, presentó deterioro durante la enfermedad, pues llego a tener ventilación mecánica”.

Fue tan exitoso el procedimiento, que normalmente los pacientes a los que se les realiza una diálisis hepática van camino a un trasplante, sin embargo en el caso que nos ocupa esto no fue necesario.

Sobre este procedimiento el gerente encargado del HUSJ, Julián Mauricio Trejos, manifestó que “definitivamente intervenciones como la que le realizamos a Sandra, nos enorgullece, porque materializamos el derecho a la salud. Estamos felices porque pudimos salvarle la vida a Sandra y su bebé”.

Paciente
Sandra Tamayo es una mujer que reside en el municipio Belalcázar (Caldas), quien fue remitida al HUSJ después de que su estado de salud se complicó.
En diálogo con este medio de comunicación, aseguró que “agradezco a todo el personal del hospital universitario San Jorge porque prácticamente me salvaron la vida. Si no me hubieran hecho la primera diálisis hepática en el Eje Cafetero, hoy no estaría contando la historia”.

A pesar de ser un tratamiento que por primera vez se efectúa en el Eje Cafetero a una materna, el proceso de recuperación de la paciente fue relativamente fácil.
Pero lo que no fue sencillo tuvo que ver con la detección de la enfermedad, ya que solo hasta que avanzó su condición fue remitida al HUSJ.

“Fui al centro médico en Belalcázar porque los dolores eran fuertes, sin embargo, allá me dijeron que era algo normal del embarazo. Como los problemas continuaron, volví a ir y fue en ese momento que me remitieron al San Jorge”, acotó Tamayo.

Hay que tener en cuenta que el área materna del HUSJ es una de las mejores del país, por eso no solo desde otros municipios de Risaralda son remitidas, también de otros departamentos como fue el caso de Sandra.