Intoxicaciones, problemas en la piel, infertilidad, abortos, malformaciones congénitas y hasta cáncer son algunos de los efectos nocivos que puede traer el uso inadeucado de los agroquímicos y plaguicidas.

De acuerdo con cifras del Sistema de Vigilancia Epidemiológica, Sivigila, durante lo corrido de este año se han registrado en Risaralda 32 intoxicaciones con plaguicidas.

Según la coordinadora del programa de Riesgo Químico de la Secretaría de salud departamental, Mariela Calle, en 16 de estos casos la intoxicación se debe a que la persona que aplica estos producto no usa los elementos de protección adecuados como careta, guantes, gafas, camisa y pantalón de manga larga confeccionados con tela antifluido, overol, gorra, botas y delantal.

También se registraron 12 intoxicaciones de manera accidental. Por ejemplo cuando los agricultores reenvasan un plaguicida en una botella de gaseosa y otra persona (que puede ser un niño) la toma creyendo que es una bebida.

Ojo con las bolsas del plátano

La disposición inadecuada de estas bolsas plásticas genera riesgos para el medio ambiente y la salud humana ya que muchas están impregnadas con plaguicidas para proteger el plátano de plagas y enfermedades.

Estas bolsas una vez utilizadas en la cosecha de plátano y banano se convierten en residuos peligrosos ya que pueden terminar en rellenos sanitarios, ser incineradas o enterradas lo que ocasiona riesgo ambiental debido a que las bolsas no son biodegradables y están impregnadas con insecticidas.
Algunas de estas bolsas también terminan abandonadas a cielo abierto sin ningún manejo lo que puede contaminar fuentes naturales de aguas, canales de riego o afectar las propiedades químicas, físicas y biológicas de los suelos.

la Resolución 693 de 2007 del Ministerio del Medio Ambiente establece que las empresas que importan, fabrican o comercializan plaguicidas de uso agrícola deben contar con planes de gestión para el manejo posconsumo de estos productos. En otras palabras, las empresas son las responsables de la recolección y manejo adecuado de las bolsas plásticas que venden y que luego de su uso son desechadas.

La norma establece que en estos planes de gestión para el manejo posconsumo también están involucrados los usuarios finales de las bolsas. Es decir, que los agricultores deben participar en el acopio de las bolsas de plástico.

¿Cómo prevenir estas intoxicaciones?

La representante de la Andi en el Consejo Seccional de Plaguicidas, Luz Marina Alzate, entregó las siguientes recomendaciones:

Separe los plaguicidas de los alimentos cuando los transporte o almacene
Utilice siempre los equipos de protección
Nunca reutilice los envases vacíos
Los envases vacíos se deben lavar tres veces, perforar y guardarlos en bolsas cerradas hasta que sean retirados en las jornadas de recolección.
Lave sus manos y cara
Luego de usar plaguicidas bañese todo el cuerpo.
Lave las prendas utilizadas separadas del resto de la ropa de la familia

¿Cómo debo hacer el manejo de los agroquímicos?

Transporte: Al momento de trasladarlos hasta la zona, estos deben ir separados de los alimentos.

Almacenamiento: Los herbicidas se deben almacenar en un lugar diferentes a los fungicidas e insecticidas.

Protección: Para manipularlos debe utilizar adecuadamente el equipo de protección, el tapabocas y los guantes son primordiales.

Recuerde que todos los plaguicidas son tóxicos y pueden causar daño a su salud

 

Deja Un Comentario