19.4 C
Pereira
sábado, noviembre 26, 2022

Gas natural, energía que mueve al mundo

La industria, los mandatarios, las comunidades y la sociedad, necesitamos satisfacer una creciente demanda de energía, luchar contra la contaminación y el cambio climático;
desafío fundamental que enfrentamos hoy.

El uso del gas natural, ayuda a reducir el dióxido de carbono y a mejorar la calidad del aire
cuando sustituye al carbón o al diésel, además se encuentra como una fuente de energía biodegradable.

¿Qué es la energía? 
El concepto de energía se puede definir como la capacidad de realizar “trabajo”, entendiendo por éste la aplicación de una “fuerza” para producir un “movimiento”. La energía ilumina, enfría, calienta hogares y negocios, transporta y conecta a las personas y mercancías de todo el mundo.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha establecido a la energía como una fuente crucial para casi todos los grandes desafíos y oportunidades a los que se enfrenta el mundo hoy en día. Ya sea para el empleo, la seguridad, el cambio climático, la producción de alimentos y el aumento de los ingresos.

El Gas Natural
Se utiliza para fabricar acero, cemento, químicos y otros productos básicos para las ciudades del mundo en crecimiento. Permite mejorar los sistemas de agua y saneamiento, así como la atención sanitaria y la educación. El gas natural cuenta con atributos económicos abundantes y ambientalmente beneficiosos.

Actualmente se ubica en la lista de actividades económicas medioambientales sostenibles,
como un energético de trascendencia mundial. Mostrándonos un panorama muy destacado y con características sobresalientes, como medio de consumo que a pesar de ser extractivo, se encuentra entre los menos nocivos para nuestro hábitat ambiental.

Las razones que han llevado a que el gas natural sustituya a otros combustibles

1 Se trata de una energía menos contaminante frente al resto de combustibles, y genera menos cantidad de CO2.
2 Es una energía cómoda en cuanto a su utilización para generar calor tanto en procesos industriales como en los hogares.
3. En el plano industrial también destaca su importancia en procesos como tratamientos de endurecimiento y elemento de síntesis.
4. Es una energía versátil con alto poder calorífico, que puede competir con el resto de energías primarias.

Bondades del energético
* El gas natural ayuda a proporcionar energía más limpia en todo
el mundo.
* Apoya el rol cada vez más importante de las energías renovables.
* Proporciona un apoyo fundamental a la energía eólica, solar e hidroeléctrica, ayudando a igualar la oferta y la demanda de electricidad más limpia.
* Como fuente renovable estimula la creación de empleos en tecnología, innovación, construcción, readaptación de plantas y tuberías.

Al proveer energía más limpia para la industria y el hogar, se busca adoptar paulatinamente su uso en flotas de vehículos de servicio postal y buses municipales, mejorando así las emisiones del sector transportador.
Cuando esta energía mueva al mundo significa poder encender una casa por la noche, poner en funcionamiento una refrigeradora para guardar alimentos o medicinas, expandir un negocio o abastecer un automóvil. Es necesaria una transformación del sistema energético mundial, esto sucederá a ritmos diferentes en función de una serie de factores, desde las políticas nacionales hasta las tecnologías y productos que elijan los consumidores.

Gas natural como factor de sostenibilidad
De acuerdo a la información de las Naciones Unidas, una actividad económica sostenible, es la capacidad de cubrir nuestras necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones a cubrir las suyas; y ese objetivo incluye tres aspectos globales, económico, social y medioambiental.
– Económicamente: el gas natural aporta una fuente de energía eficiente y económica, con precio estable en el tiempo, que facilita la productividad y competitividad al sector comercial e industrial, permitiendo que genere el nivel de ocupación profesional preciso
para su entorno, porque los ocupantes de un territorio deben disponer de empleos que les permitan mantener su nivel de vida.
– Socialmente: en el impacto sobre las personas, el gas natural se reafirma como la mejor solución, ya que satisface los servicios de cocción, agua caliente sanitaria y calefacción con soluciones sencillas y económicas; con el máximo control individual de cuándo y cómo utilizarla.
– Medioambientalmente: el gas natural constituye el combustible convencional de menores emisiones de CO2, por lo que su uso contribuye a reducir el efecto invernadero. Su uso
ayuda, de forma crucial, a mejorar la calidad del aire que respiramos en las ciudades, ya que, no solo no emite partículas, sino que además, emite un 80% menos de monóxido
de carbono, un 60% menos de óxido de azufre y un 57% de óxido de nitrógeno menos que la biomasa, y estas reducciones son mayores respecto al gasóleo.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -