Este Día del Maestro se celebra desde casa

Cada 15 de mayo en Colombia se hace un reconocimiento a los educadores por su importante labor, entrega y sacrificio. En la actualidad afrontan un nuevo reto en su lucha por formar personas de bien.

Carlos Andrés Arboleda.

Si se trata de darle definición a lo que significa ser maestro seguramente resultarán millones de respuestas y apreciaciones al respecto, una de ellas es la que desde la Real Academia de la Lengua Española dan, dejando claro que el docente es aquella persona que enseña una ciencia, arte u oficio, o tiene el título para hacerlo; pero también podemos recordar a aquellas personas que en el transcurso de la vida pueden transformar la manera de ver el mundo y la realidad.

Maestro y amigo

Y es que es imposible no admitir que los maestros son parte fundamental en la historia de vida de cada persona, pues quién olvida a aquel o aquella docente que con la cartilla de Nacho como guía escribía con una tiza en el tablero las vocales para repetirlas y para que al cabo de unos meses sus estudiantes terminarán aprendiendo a leer y a escribir. Difícil olvidar a los profes de matemáticas, de español, de religión, de educación física, filosofía, biología, cálculo, dibujo, artes, música, trigonometría, entre otros, ah y al respetado coordinador de disciplina que junto al rector encabezaban los encuentros en tarima en el patio principal del colegio. Sin duda alguna las enseñanzas de los profesores marcan para siempre y para muchos el camino en la vida.

¿Por qué se celebra este Día?

El 15 de mayo de 1950 fue proclamado San Juan Bautista de La Salle como patrono de los educadores por parte del Papa Pío XII, por lo que ese mismo año, la Presidencia de la República declaró a esta fecha como el Día del Maestro en Colombia. En este se reconocen los logros de esa labor que se enfrenta a los constantes cambios y avances de la ciencia y a una sociedad con retos cada vez mayores que les exige innovar y luchar para formar personas educadas, siempre anteponiendo la vocación contra toda adversidad.

Mejorar las condiciones

Si en algo están de acuerdo los maestros de Colombia, y que se debe recordar en este día, es en el mejoramiento en la atención que el Estado les brinda, es decir, recibir capacitación constante, mejores herramientas de trabajo y una mayor valoración social. Precisamente en tiempos de pandemia, se exige que los docentes se capaciten metodológicamente para el trabajo en la educación virtual. Además, otro tema a tener en cuenta y que ha dado pie a muchas marchas, paros y manifestaciones es la carencia en los colegios públicos de mejor infraestructura y tecnología, situación que en algo han avanzado desde el Gobierno en la actual emergencia. Por ejemplo al consultar un docente de Risaralda contó que respecto a la gestión para mejorar la educación durante la pandemia, la respuesta fue placentera ya que en el colegio que trabaja lo dotaron de Internet, antes no tenía. Esto es sin lugar a dudas muy bueno tanto para docentes como estudiantes al permitir acceder a mejores herramientas y dinamizar las metodologías en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Educación en tiempo de pandemia

La emergencia provocada por el Coronavirus ha llevado a los docentes a acomodarse rápidamente a nuevos sistemas de enseñanza. Es necesario la tecnología, todo se recibe a través de una pantalla de computador, tablet o celular, sin embargo, también se debe mejorar la educación con la presencia más directa de los padres y la familia. Este es un proceso que no es fácil, el aislamiento ha dejado claro que los progenitores deben estar más al tanto de lo que sucede con los estudiantes, por ende es el momento de reflexionar frente a esto ahora que les ha tocado de padres y maestros en casa. El maestro tiene el gran privilegio de ser instrumento y servir a la juventud que atraviesa momentos difíciles, en un mundo donde lamentablemente se han perdido los valores y se le ha dado más interés a otras cosas.

La pandemia tiene en sus hogares a miles de estudiantes y profesores del departamento, y aunque el regreso a las aulas al inicio del aislamiento estaba programado para el 20 de abril, todo cambió y hasta el primero de junio no habrá clases presenciales, la medida se puede ampliar. Cambiaron el marcador por el teclado de un celular o computador. Los talleres son enviados por correo o por WhatsApp a los estudiantes o padres de familia. Los docentes ahora desde la distancia dan indicaciones, explican temas y evalúan. No ocultan que extrañan las aulas, las preguntas en clase, los chistes, las risas, compartir con estudiantes y las reuniones entre docentes. Todo cambió, pero como docentes están de acuerdo que deben estar dispuestos a adaptarse.

 

– Ser docente, oportunidad de servir con amor

En su día de homenaje El Diario habló con dos maestros del departamento, quienes al igual que muchos de sus compañeros se sienten orgullos del trabajo que realizan. Además aprovecharon la oportunidad para solicitar mayor atención por parte del Gobierno. El profe César Augusto Buitrago es licenciado en Español y Literatura de la Universidad Tecnológica de Pereira, para él ser docente significa tener la oportunidad de servir a otros con amor, de actuar como transformador de la sociedad, buscando dejar huella en cada una de las personas a las cuales brinda su servicio. “Ser docente es la oportunidad de cambiar el mundo, de dejarlo mejor que como lo encontramos, lo cual se logra siendo empático, comprendiendo a los educandos primero como personas con diversas problemáticas propias del ser, de tipo personal, familiar y social- con dificultades y habilidades individuales – más allá que simples receptores de información. Lo importante de la docencia es que a través de ella se ayuda a formar el ser, a moldearlo y a descubrir de lo que es capaz”, dijo el profe César Augusto.

Por su parte el profe Juan Pablo, licenciado en Etnoeducación y Desarrollo comunitario de la UTP y que además ejerce en procesos de educación comunitaria comentó que ser docente “es un rol de vital importancia en la sociedad ya que la educación formal y no formal, al lado de la educación que provee la familia, brinda las bases para que el sujeto se inserte en la sociedad. Por ello, en el docente recae una importancia vital, porque acompaña al estudiante en los procesos de aprendizaje que la cultura requiere en los sujetos que la operativizan”.

2448 docentes hay en los municipios no certificados de Risaralda. 58 instituciones educativas y un total de 584 sedes.

 

El Covid-19 reveló la real situación de la educación

El departamento, al igual que el resto del país, no estaba preparado para desarrollar las clases totalmente de manera virtual, en especial en las zonas rurales más apartadas.

“Felicito a todos los docentes por su trabajo incansable, constante y dedicado, porque un maestro transforma la vida de las personas, un maestro que educa y enseña es rebelde ante la vida y demuestra que la brecha social se puede recortar cuando se educa las mentes de los niños para aprender”, fueron algunas de las palabras que a través de El Diario envió Leonardo Gómez, secretario de Educación Departamental, a los docentes en la celebración de su día. Cabe recordar que actualmente se cumple con un calendario académico que irá hasta finales del mes de noviembre, eso sí aún queda por establecer cuándo se desarrollará la semana de desarrollo institucional que queda en el año, la quinta. Probablemente será en septiembre. Las vacaciones de junio ya se cumplieron en abril y por eso las clases van sin descanso.

El regalo para ellos es…

Durante estas semanas de aislamiento la Secretaría de Educación ha dispuesto de 63 cursos de capacitación virtual para los maestros mientras están realizando el trabajo en casa. Los cursos van desde formulación de proyectos, evaluación de proyectos, hasta formación en áreas básicas. A la fecha hay reportados 863 maestros que se han inscrito para efectuarlos. Serán dictados por funcionarios de la Secretaría con convenios realizados con el Sena. “Estamos buscando que el maestro se capacite en casa y aproveche esta época de aislamiento”, dijo el secretario.

Efectos de la emergencia

La situación generada por el Covid-19 ha revelado la real situación de la educación en el país, no hay una conectividad de Internet total, ni condiciones para tenerla en el 100 por ciento del departamento, pues a pesar de los esfuerzos que hace el Gobierno Nacional de llevar fibra óptica y conectividad hasta la última milla en los municipios, esta es una realidad solamente para las cabeceras municipales, pero está lejos de serlo para las zonas rurales, para las veredas de los municipios. “Esta emergencia también ha mostrado la situación precaria de infraestructura que hay, las dificultades de accesibilidad y de vías. La educación tiene grandes pasos para dar, así que para poder mejorar hay que apostarle a tener mayor y efectiva conectividad en zonas rurales donde está el 91 por ciento de los estudiantes del departamento”. Esto también ha revelado que no todas las condiciones son iguales en el departamento, por lo tanto el secretario ha dispuesto la revisión y actualización de los 58 PEI -Plan Educativo Institucional que tiene cada institución.

Profesores comprometidos

“A los docentes de Risaralda quiero agradecerles porque durante las ocho semanas de aislamiento preventivo obligatorio hemos demostrado que somos un equipo resiliente, que tenemos un compromiso social porque en la educación es donde se inicia el cierre de la brecha social y económica que tiene un país. Quiero agradecer porque han trabajado desde la distancia entendiendo las dificultades de conectividad y geográficas que hay, sin embargo entre todos hemos logrado hacer un buen equipo que ha permitido que 49 mil estudiantes de los colegios oficiales continúen desarrollando el año lectivo”, añadió el funcionario.

Este además dejó claro que entienden que la educación debe tener un alto componente de atención diferencial para la zona rural y urbana. “Por eso anuncio que la Gobernación ha dispuesto la creación de dos centros educativos indígenas; en Marsella en el resguardo de Suratena, el cual está formalizado. Además el otro centro estará en Pueblo Rico en el corregimiento de Santa Cecilia.