Balance de la Contraloría Departamental

El Contralor General de Risaralda Oscar Javier Vasco Gil con la totalidad de los integrantes del equipo de trabajo de la entidad a su cargo, presentaron ante la Asamblea Departamental de Risaralda durante el periodo de sesiones ordinarias destinado al control político, su informe de la gestión correspondiente a la vigencia 2018 e igualmente socializaron los resultados de los informes correspondientes a los ejercicios de control macro. 

De manera generalizada los Diputados integrantes de la Duma intervinientes en la sesión, reconocieron los resultados obtenidos con ocasión de la gestión del órgano de control fiscal departamental, destacando las medidas de austeridad en el gasto implementadas por la entidad desde la vigencia 2016, especialmente en materia de pago de viáticos y gastos de viaje, consumo de combustible, mantenimiento de vehículos, eliminación absoluta de líneas celulares asignadas a funcionarios, gasto efectuados por caja menor, optimización en el uso de materiales y suministros de oficina, insumos de cafetería y aseo, la renovación del parque automotor de la entidad y la chatarrización de los vehículos inservibles que generaban altos costos de mantenimiento a la entidad, entre otras, garantizando de esta manera la viabilidad presupuestal de la entidad.

Otras de las gestiones que fueron socializadas ante la Corporación, fueron las de inversión de recursos en capacitación y bienestar social, donde destaca el otorgamiento de incentivos educativos a los funcionarios de carrera administrativa que les ha permitido cursar carreras profesionales, especializaciones y maestrías,  la formulación de un Plan Institucional de Capacitación integral -PIC- ampliado a todos los servidores públicos vinculadas a las entidades sujetos de control y grupos de veedores y ciudadanos, que ha fortalecido las competencias laborales y la cualificación del control social, la implementación avanzada del sistema de seguridad social en el trabajo y las adecuaciones físicas tendientes al mejoramiento del entorno laboral. La renovación tecnológica de la entidad, al surtirse la reposición del 100% de los equipos de cómputo, servidores, planta telefónica, correos electrónicos de gran capacidad y almacenamiento en la nube, así como la actualización de la página web de la entidad. 

En cuanto al aspecto misional, fue reconocida la gestión oportuna de la totalidad de PQRS radicadas durante la vigencia, las rendiciones de cuentas descentralizadas realizadas en los 12 Municipios sujetos de control y la socialización de los resultados de auditoría con los Concejos Municipales contribuyendo al fortalecimiento del control político a cargo de dichas corporaciones. El fortalecimiento del Proceso de Responsabilidad Fiscal mediante la implementación del procedimiento verbal, los montos de recuperación mediante procesos de jurisdicción coactiva donde se cuenta con secuestro de bienes y programación de remates de los mismos,  la calidad técnica de informes de auditoría y el nivel de coberturas logrado tanto en número de sujetos como en el monto de recursos que ubica a la Contraloría General de Risaralda dentro de los primeros lugares en el país, recibiendo el respaldo de la Corporación a la gestión integral, tanto administrativa como misional adelantada por el equipo de trabajo de este órgano de control.   

Por último, fueron socializados los informes de control macro, financieros, contables, estado de los sistemas de control interno, gestión medio ambiental y el estado de la deuda pública en el Departamento de Risaralda, de los cuales se destacaron los siguientes aspectos:

El Plan de Desarrollo del Departamento de Risaralda alcanzó durante la vigencia 2018 un porcentaje de cumplimiento de metas y ejecución presupuestal equivalente al 84%. Y Un porcentaje de cumplimiento acumulado del 68% durante las vigencias 2016 – 2018.

La deuda pública del Departamento cerró a diciembre 31 de 2018 en la suma de 20.676 millones de pesos más un cupo de endeudamiento aprobado por 30.000 millones de pesos de los cuales no se efectuó desembolso alguno en la vigencia mencionada.

El monto total de la deuda de las entidades públicas del Departamento cerró a diciembre 31 de 2018 en la suma de 202.920 millones de pesos, siendo la de mayor peso porcentual las deudas correspondientes a los municipios de Pereira con 88.894 millones de pesos, Dosquebradas con 23.945 millones de pesos y la Empresa Aguas y Aguas con una deuda interna de 57.421 millones de pesos y una deuda externa de 24.103 millones de pesos.    

La vigencia cerró para el Departamento con un superávit presupuestal equivalente a 53.568 millones de pesos, un superávit de tesorería que ascendió a la suma de 50.200 millones de pesos y un superávit fiscal equivalente a 142.420 millones de pesos.

Los gastos de funcionamiento de la vigencia, ascendieron a 103 mil millones de pesos, donde sobresalen las cifras de 38.000 millones correspondientes a desahorro Fonpet que fueron presupuestados sin situación de fondos y destinados a cubrir el pasivo pensional del sector educación. Igualmente 1.500 millones destinados a mantenimiento de bienes fiscales como la Casa de Risaralda, la sede administrativa alterna y adecuaciones físicas de la sede administrativa principal. Compra de equipo tecnológico, entre otros. 

En cuanto a las rentas más representativas se mantuvieron los niveles de recaudo, con excepción del impuesto a la cerveza que descendió de 29.000 millones en 2017 a 24.000 en 2018 y el impuesto a licores cuyo recaudo pasó de 22.000 millones de pesos en 2017 a 15.000 millones de pesos en 2018.

En materia de gestión medio ambiental se resaltaron los resultados de las auditoras relacionadas con la óptima calidad del agua suministrada por las empresas de servicios públicos domiciliarios en las áreas urbanas de los municipios, lo cual contrasta dramáticamente con la baja calidad del agua suministrada por la gran mayoría de acueductos en los sectores rurales del Departamento, catalogada como no apta para consumo humano acorde con los estándares técnicos.

Finalmente, la Asamblea Departamental manifestó su respaldo a las labores administrativas y de fiscalización adelantadas por la Contraloría General de Risaralda, así como a la labor gerencial responsable adelantada por el Contralor Departamental Oscar Javier Vasco Gil.