Juan Guillermo ?ngel Mej?a

Columnista

En Colombia est?n ocurriendo cosas parecidas a las que suceden en otros pa?ses: sin duda existe una similitud entre la convocatoria al elector primario para ratificar decisiones que afectaban a todo un pa?s, eventos que se dieron tanto en Inglaterra como en Colombia; hasta aqu? lo mismo, pero mientras que en Inglaterra se perdi? por escaso margen la votaci?n que convocara el primer ministro para evitar que su pais se retirara de la Comunidad Econ?mica Europea, hecho pol?tico que caus?, de una parte la renuncia del gobernante desautorizado por el pueblo y la iniciaci?n,? sin dudar un minuto, del retiro de Europa, proceso complicado y desastroso pero al fin y all cabo esa fu? la voluntad del elector primario, de otra parte en nuestro pa?s también result? derrotado el gobernante y su plebiscito para ratificar sus negociaciones en La Habana pero las consecuencias fueron otras muy distintas, primero Santos desconoci? la voluntad del pueblo expresada en las urnas y corri? a convocar a los otros dos poderes, al judicial en donde encontr? una Corte cortesana que resolvi? que la decisi?n popular pod?a ser revocada por el congreso y de otra parte un congreso prevaricador como sus otros dos pares y as? las elecciones perdieron valor, el presidente sigui? tan campante y sin sonrojarse present?ndose ante la comunidad internacional como el gran dem?crata.

Otra coincidencia quien tiene por lo menos una actor coincidente con el anterior episodio y es otra vez el presidente Santos, mientras que en el Per? un expresidente se suicida como lo hacen los japoneses cuando cometen hapuro por honor y otros tres est?n en la capilla de un juicio y en el Brasil otro presidente espera que se rasuelva su situaci?n y caen gobernantes de todos los colores bajo el manto perverso de Odebrecht, aqu? el gerente de la campa?a de Santos admite p?blicamente haber recibido dineros de la empresa extranjera para la campa?a de quien resultara electo, hecho este que viola la Constituci?n cuando proh?be claramente la finaciaci?n, por extranjeros de las campa?as en Colombia y lo peor acept? no haber declarado tales fondos en las cuentas de Santos con el mismo resultado del caso anterior nada pasa y todo sigue igual.

Muchos reclaman respeto por las cortes y a f? que la majestad de la justicia merece todo el respeto del mundo pero como hacemos para respetar a quienes violan y de qu? manera las normas que juraron cumplir y defender, definitivamente algo va de Cundinamarca a Dinamarca como dijera el viejo pol?tico de esos de entonces tan distintos a los que hoy votan y rebotan y delinquen a la luz publica.

Otro tema, que susto me da que alguno de los muchos candidatos resulte electo, esta ciudad merece mejor suerte que la que le puede deparar en el caso que los millones de pesos logren elegir a quien no tiene ni idea de lo que es el estado de una parte o de otra de quienes si lo conocen bien y del mismo han logrado amasar inmensas fortunas que hoy sacan a relucir para enlucir lo que no tiene presentaci?n.

 

Deja Un Comentario