Juan Guillermo Ángel Mejía

Columnista

Recordamos en una columna ya vieja que se delegan las funciones,  no las responsabilidades, cosa que no es nada nuevo pero que recientemente se lo ha dicho el Consejo de Estado al señor Mockus, quien se muestra como el árbitro de la moral y de las buenas costumbres mientras que su corporación, la trasparente y diáfana, contrataba por miles de millones con Santos para defender su obra de gobierno; la explicación traída de los cabellos que entonces diera el senador electo en el sentido que él había delegado la dirección de la fundación y que por lo tanto no era responsable ni se había beneficiando de los miles de millones contratados con el estado no es aceptable ni ética ni legalmente y por lo tanto debo confesar que me produce mucho pesar que el histriónico político profesional quien se hiciera popular con sus desmanes en público, con los cuales demostraba su intransigencia y desprecio por quienes no comparten sus ideas, termine condenado por lo peor de todo, por actos de simulación a cambio de poder.

***

Cambiando de tema registramos con alegría como por medio de la resolución 00574 del 10 de abril el Gobierno Nacional ha otorgado exclusión del impuesto sobre las ventas IVA a los equipos y maquinaria necesarios para construir el Cable Aéreo de la ciudad de Pereira, dando así crédito a los estudios ambientales que elaboró la Universidad Tecnológica de Pereira y a la documentación de carácter legal trabajada conjuntamente con los técnicos y abogados del proyecto y personal adscrito a la Secretaría de Infraestructura, Planeación Municipal y a la Secretaría Jurídica del Municipio, gracias a todos ellos. Esta es una buena noticia que significa más de nueve mil millones de pesos que no tendrá que pagar la ciudad por el hecho de construír un sistema de transporte ambientalmente amigable y socialmente responsable, equipos y maquinaria que ya se encuentra elaborados en su mayor parte en las fábricas de Francia, embarques que ya han empezado a llegar a la ciudad.

Mientras esto ocurre, la ciudad celebra haber llegado a los 30.000 árboles nuevos sembrados en el espacio urbano, de esta manera más que se duplica la cantidad de árboles con los que cuenta Pereira y es otra actividad ambientalmente responsable que permite no solo un mejor aire para los ciudadanos sino un entorno menos hostil y un regulador de temperatura y ruido que nos hará la vida más amigable a los pereiranos

También merece destacarse la reconstrucción y mantenimiento dado a cuatro parques de la ciudad,  una Pereira más bella, mas amigable y mas humana, por supuesto que estas obras sumadas a las muchas otras que ya conocemos no serán reconocidas ni celebradas por un oposición cerrada que solamente es capaz de ver lo oscuro en medio del día y solo escucha  ruidos cuando otros celebramos la música.

1,897 total views, 9 views today