Para muchos llegar a la edad adulta significa dejar sus sueños atrás y dar por terminada la vida, pues generalmente se tiene la concepción de que a esta edad ya no se pueden llevar a cabo algunas actividades y la mayoría de las personas contemplan esta etapa de la vida como un declive de todas sus facultades (psicológicas, físicas y sociales) o bien, sienten la vejez como el camino hacia la muerte, algo así como la antesala de su desintegración.

Sin embargo esta debe ser vista como una etapa más de la vida y se puede disfrutar al máximo como cualquier otro momento de la existencia humana, teniendo en cuenta algunos cuidados y recomendaciones especiales, como los que se hacen desde la Secretaria de Salud de Pereira, para llevar el momento sin complicaciones.

Pilas con la hipertensión ¡Juntos a prevenirla!

– Reduzca el consumo de sal, sustitúyala por otros condimentos como la pimienta, el curry, el pimentón, el ajo, entre otros.
– Vigile las calorías, el exceso de peso y la hipertensión arterial se dan la mano. Procure estabilizarse en su peso ideal, suprima los dulces y las grasas consuma en abundancia fruta fresca, ensaladas y verduras.
– Evite las bebidas alcohólicas, el café, él te y otras
– Deje de fumar
– Practique algún tipo de ejercicio y recuerde que el esfuerzo exagerado es peligroso.
– Evite el estrés y las tensiones. Realice actividades en su tiempo libre.

Consejos para dormir mejor

– Haga ejercicio regularmente, preferiblemente por la mañana y de intensidad moderada
– Evite alimentos abundantes o mucho líquido antes de dormir.
– No tome café, té, bebidas alcohólicas después de finalizada la tarde.

Qué los años no sean un impedimento ¡mueve tu cuerpo!

– Gradual y progresivo: comience a exigirle al cuerpo más allá del punto de comodidad, pero no hasta el punto de fatiga.
– Duradero: haga ejercicios regularmente durante 20 o 30 minutos mínimo, sin contar los periodos de calentamiento y enfriamiento.
– Frecuente: ejercitarse 3 veces a la semana, preferiblemente alternar los días.
– Intenso: el mejor ejercicio aumenta el pulso lo hace respirar profundo y sudar. Las señales de peligro que indican que debe detenerse de inmediato son: presión y dolor en el pecho, mareo, dificultad para respirar, pérdida del control muscular o náuseas.
– Incluya un periodo de calentamiento y enfriamiento antes del ejercicio, se recomiendan periodos de 5 a 10 minutos para permitirle al cuerpo prepararse para los ejercicios y luego recuperarse.

Cómo evitar las caídas

– Los suelos o pisos no deben estar excesivamente pulidos o encerados.
– Use zapatos cómodos, de tacón bajo y bien ajustados, con suela de goma, y si es necesario ayudarse con un bastón.
– Los corredores y escaleras deben estar bien iluminados
– En el suelo no debe permanecer tapetes sueltos, cables u otros objetos con los que pueda tropezar.
– Es recomendable que en la cabecera de la cama haya un interruptor de la luz que puedo utilizar fácilmente.
– Procure que todo esté al alcance de su mano sin necesidad de subirse a sillas.
– Cuando vaya a acostarse no se acueste de una a la cama, siéntese uno o dos minutos, lo mismo cuando vaya a levantarse, repose unos minutos, quédese de pie junto a la cama y luego empiece a andar.
– Cuando se sienta mareado o tome algún tipo de antibióticos que le produzca somnolencia procure no salir de casa.

¿Cómo ocupar tu tiempo libre?

Creatividad: Expresamos nuestros pensamientos o sentimientos. A través de palabras, actos o participación artística.
Diversidad: Tiempo para aprovechar y disfrutar con diferentes actividades como la música, lectura, ver televisión, ir de paseo, visitar amigos.
Reconocimiento: Reconocer nuestras actitudes, habilidades y compartirlas con los demás.
Aventura: Realizar actividades que nunca hayas realizado.
Aprendizaje: Aprender cosas nuevas es importante ya que enriquece nuestros conocimientos además ¡nunca es tarde para aprender!

Abuelitos, ¿conocen los beneficios de caminar?

Fluye la sangre con naturalidad por el torrente sanguíneo y lleva oxígeno a todo el cuerpo. Así el corazón, arterias y el sistema respiratorio se fortalecen.
Los músculos se tornan resistentes y elásticos
El sistema nervioso obtiene grandes beneficios porque las neuronas reciben oxígeno, lo que aumenta la producción intelectual y física.

 

Deja Un Comentario