En verano, cuidado con el sol

Es fundamental evitar la exposición directa al sol entre las 9:00 a. m. y las 4:00 p. m.

El clima constantemente trae consigo nuevos desafíos. En esta oportunidad la ciudad se enfrenta a elevadas temperaturas. Es por ello que la Secretaría de Salud Pública y Seguridad Social de Pereira brinda una serie de recomendaciones a tener en cuenta para proteger la integridad de la ciudadanía, ya que una prolongada exposición a la radiación ultravioleta procedente del sol puede generar inconvenientes para la salud de los pereiranos.

“El sol es muy importante para nuestras vidas, es la fuente principal de vitamina D, la cual permite que el calcio se absorba en los huesos para que estos puedan ser fuertes y sanos, sin embargo la sobrexposición al mismo también representa riesgos para la salud, como por ejemplo el envejecimiento prematuro, las manchas de piel, los daños en los ojos, afectación del sistema inmunológico y riesgo de sufrir cáncer de piel. Por lo tanto es muy importante estar atento a las quemaduras, a esas lesiones que usted no haya tenido, por ejemplo lunares y manchas, de notarlas se recomienda inmediatamente consultar al médico o al dermatólogo” comentó Diana Milena Castañeda, secretaria de Salud del municipio.

Hay que ser enfáticos en lo indispensable de proteger la piel correctamente, ya que el cuidado adecuado permitirá que las personas absorban los beneficios necesarios y se cuiden de los posibles riesgos que se pueden presentar.

Uno de ellos y sin duda el que más preocupa cuando pensamos en las afectaciones es el cáncer de piel, ya que en Colombia se presentaron 6592 casos en el 2018, el 19 % de ellos en el género masculino menores a 75 años y el 17 % en mujeres en el mismo rango de edad; a nivel mundial se registran entre 2 y 3 millones de afectados lo que significa que 1 de cada 3 cánceres consultados es de piel.

Y para combatirlo el autocuidado es elemental “es fundamental evitar la exposición directa al sol entre las 9:00 a. m. y las 4:00 p. m., usar ropa protectora, aplicar abundante protector solar con factor de protección mínimo de 30 en toda la piel. De igual manera es muy importante cuidar a los niños que son los más vulnerables a la radiación solar y también consultar al dermatólogo mínimo una vez al año, por prevención”, agregó la funcionaria.

Por lo tanto si nota signos de alarma como propagación del color de un lunar por fuera de su borde, enrojecimiento, sensibilidad aumentada, dolor, descamación, sangrado o apariencia de protuberancia hay que estar alerta.

Las zonas más frecuentes donde se puede presentar esta patología son en la cara, cuello, genitales, palmas y piernas en el caso de las mujeres. Cara, zona pectoral, bajo las uñas, espalda y planta de los pies en el caso de los hombres.

Hay personas que por sus características físicas son más propensas que otras, quienes tienen piel clara, cabello rojo, presencia múltiple de pecas en su cuerpo, lunares en exceso o que hayan presentado quemaduras solares intensas deben tener extremo ciudado.

 

Dato de interés 

En cuanto a los riesgos de una exposición prolongada y sin la protección adecuada a la radiación ultravioleta procedente del sol.

Aparición de eritemas. Se caracterizan por el enrojecimiento de la piel expuesta al sol y precede a la quemadura.

Quemaduras de primero y segundo grado.

Cáncer de piel y otros trastornos cutáneos.

Cataratas y otros trastornos de la vista.

Envejecimiento prematuro de la piel.

Inhibición del sistema inmunitario.