En un carro oficial del Ejército, la Policía del departamento de Risaralda encontró un cargamento de droga el cual era llevado por el capitán del Ejército, Daniel Leandro Arboleda Meneses y el soldado profesional, Juan Pablo Muñoz Bermúdez pertenecientes al Batallón de Instrucción y Entrenamiento N° 15 ubicado en Ánimas, Chocó.

Este vehículo fue detenido en el peaje de Acapulco entre Viterbo y La Virginia, dentro de él encontraron cerca de 300 kilos de coca.

Estaban divididos en 216 paquetes de clorhidrato de cocaína que pesaba 210 kilos y 44 pacas de base de coca que dieron un peso aproximado de 90 kilos.

El Comando de la Séptima División del Ejército envió a los medios de comunicación un boletín confirmando lo ocurrido y en el cual rechaza la actuación de los dos servidores del Ejército afirmó que “esta acción que merece todo el rechazo por parte del Ejército Nacional, va en clara contravía de las políticas institucionales, principios, valores y normas de buen comportamiento que distinguen a los soldados de la Patria. Por esta razón se inició una investigación disciplinaria interna por este reprochable episodio.”

32,048 total views, 10 views today