La conmemoración del Día Mundial del Agua dejó varias reflexiones sobre el consumo del líquido vital en la capital risaraldense.

Uno de los puntos más significativos es que en la ciudad los habitantes consumen en promedio 128 litros de agua al día, cuando la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 100 litros, así lo revelaron cifras de Pereira Cómo Vamos.

En Pereira se han emprendido diferentes campañas para fomentar el consumo adecuado del agua y aunque han logrado impactar positivamente en el uso adecuado del líquido vital, todavía se requiere más para poder llegar a la cantidad recomendada.

En el área urbana de la capital de Risaralda, el 99 % de los hogares cuentan con el servicio de agua potable. Los procesos de potabilización a los que somete el líquido vital, permiten consumir este elemento directamente de la llave, a pesar de la contaminación que sufren las fuentes hídricas en la ciudad.

La calidad del agua en el municipio es constantemente monitoreada por las autoridades de salud, quienes señalan que no hay ningún riesgo de consumir este elemento necesario para vivir.

Hay que señalar que en el sector rural la realidad es muy distinta a la de la zona urbana, ya que en muchos sitios del campo pereirano, no hay plantas de potabilización por lo que los habitantes del agro consumen agua clorada y en algunos casos agua cruda.

Otra de las reflexiones importantes del Día Mundial del Agua, es que en Pereira hay una satisfacción del 86 % con el servicio de acueducto.

 

Saneamiento
Una de las amenazas más graves que sufre el agua y no solo en la capital risaraldense, sino a nivel mundial, tiene que ver con el saneamiento hídrico.

Según cifras de Pereira Cómo Vamos, más del 80 % de las aguas residuales resultantes de la actividad humana se vierten sin ningún tratamiento en los ríos, quebradas y mares.

En la ciudad todavía no hay una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) y aunque en este momento avanza un proyecto para contar con este tipo de infraestructura, en este momento las aguas residuales llegan a los ríos Otún y Consota.

 

Sobre el río Otún

Este es el principal afluente de Pereira y de este es que se obtiene el agua para el consumo de los pereiranos. Desde Aguas y Aguas han prendido las alertas, porque sí en los próximos años sigue creciendo la presión sobre esta fuente hídrica, al 2040 se podría agotar este río, generando escasez hídrica en la ciudad.

 

Destacado

La PTAR de Pereira entraría a funcionar, en su primera etapa, en el 2022.

3,217 total views, 1,424 views today