La región del Eje Cafetero debe mucho al desarrollo e inversión alcanzado desde los diferentes campos como la salud, educación, infraestructura vial, vivienda, industria, comercio y cultura, en gran medida a las empresas asentadas en la región, quienes han orientado sus procesos productivos, de servicios y comerciales al mejoramiento económico, social y ambiental de los ciudadanos.

Las empresas pueden orientar sus prácticas responsables hacia el interior o hacia el exterior de la empresa. La responsabilidad interna se enfoca en los valores corporativos que definen el proceder de la empresa. De otra parte, la responsabilidad externa está orientada hacia los clientes y la cadena de suministro.

 

Alcances de la Responsabilidad Social Empersarial, RSE
* Solidario e igualitario: en esta noción la empresa se reconoce como un sistema inserto en uno mayor, destacándose en la contribución a las oportunidades y la igualdad de las personas, en este sentido, se reconoce la existencia implícita de derechos y deberes por parte de las empresas y la sociedad.

* Social y de desarrollo: desde este punto de vista la RSE se centra en las actividades realizadas por la empresa con el fin de contribuir a la sociedad y la comunidad externa a ésta, cumpliendo con el sentido del deber y considerando en esto a los grupos más vulnerables.

* Alcance ético sistémico: se considera una visión integral de la empresa en la sociedad, donde se rescata la responsabilidad de ésta con sus stakeholders o grupos de interés de manera permanente, de ahí el carácter sistemático de esta noción, por considerar las acciones socialmente responsables como permanente en el tiempo.

* Alcance de autorreferencia: esta noción considera solo el interior de la empresa, es decir, la relación que se produce entre ésta con los accionistas, clientes y trabajadores, sin que hayan responsabilidades de otro tipo hacia la comunidad externa, enfocándose solo al mercado y visualizando a la empresa como generadora de ganancias.

* Alcance ético y de valores: ésta noción parte a raíz de lo expuesto en los puntos anteriores, considerando la RSE como reflejo de la empresa o las personas que están a cargo de éstas, destacando el énfasis de trabajar bajo valores y difundirlos a todas las áreas, fomentando el surgimiento de una ética corporativa que va a sustentar el proceso de toma de decisiones en la empresa y la cultura organizacional.

 

La metodología para definir la Responsabilidad Social Empresarial se debe hacer por medio de:
– Diagnóstico, que servirá para identificar necesidades y puntos débiles de la empresa en materia de Responsabilidad Social.

 

– Autoevaluación de Responsabilidad Social Empresarial, el cual evalúa cinco frentes: Valores y principios éticos; Condiciones de ambiente de trabajo y empleo; Apoyo a la comunidad, Protección del medio ambiente y Marketing responsable.

 

– Definir una misión para cada stakeholder (accionistas, proveedores, empleados, medios de comunicación, instituciones, clientes, etc.). Además, si cada misión persigue unos objetivos en el tiempo, debe existir un Plan de Acción para desarrollarlos y unos indicadores que valoren si se están cumpliendo o no.

 

Beneficios de la RSE
* Más productividad
Antes de ser responsables con la sociedad y el ambiente, las empresas deben comenzar siendo responsables con sus recursos humanos. Al crear un ambiente laboral donde se beneficien todas las partes, los empleados serán más productivos en el día a día. A mediano y a largo plazo, esto conduce a mejores niveles de retención; y, por lo tanto, menores niveles de rotación.

 

* Clientes más leales
La regla básica para obtener clientes habituales es cumpliendo con tu promesa de calidad de servicio y productos. Si además de eso les demuestras que te preocupa el bienestar social, la lealtad de tus clientes alcanzará un nivel superior. Además de ser tus clientes regulares, se convertirán en promotores de tu marca.

 

* Mejor imagen y mayor credibilidad
Las empresas que respetan a su recurso humano y a las comunidades que le rodean se ganan el respeto de la sociedad. Ser consistentes con las responsabilidades adquiridas genera confianza y credibilidad. Además, proyecta una imagen pública que contribuye a la sostenibilidad económica de la empresa.

 

* Ventaja competitiva
Estudiosos del tema afirman que los consumidores establecen una relación positiva con las empresas socialmente responsables. La razón es que la RSE agrega valor al consumidor; ya sea valor emocional, valor social o valor funcional. En otras palabras, contar con clientes leales se convierte en un activo intangible para las empresas, lo cual les brinda una ventaja competitiva ante otras marcas.

 

Los programas de RSE apuntan al mejoramiento de la calidad de vida de sus trabajadores y de la población que impacta, redundando en el desarrollo de la región.

1,842 total views, 3 views today