Elección de director de Cárder bajo la lupa ciudadana

Este lunes, 2 de diciembre, el consejo directivo de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, Cárder, deberá elegir el nuevo director general para el período 2020-2023, cargo para el cual existe un extenso listado de 50 aspirantes habilitados.

Con esta decisión se pondrá además fin a un período de interinidad en la dirección de la autoridad ambiental de Risaralda, el cual se ha prolongado durante 20 meses, en los cuales ha ejercido como encargada la directora de Planeación de la Cárder, Martha Mónica Restrepo. Desde que en marzo de 2018 se declaró la nulidad de la elección del entonces director Leandro Jaramillo, se hicieron varios intentos para proceder a la escogencia del funcionario que debía terminar el período correspondiente, el cual finalizará el 31 de este mes. Sin embargo, varias demandas y recursos interpuestos por distintas personas dieron al traste con esa posibilidad y prolongaron la interinidad más de lo esperado.

El Consejo Directivo de Cárder, presidido por el Gobernador Sigifredo Salazar Osorio, fue convocado para las 8:00 de la mañana de hoy a fin de proceder a la elección del nuevo director, de un abanico de 50 aspirantes.

Sin embargo, todo hace pensar que las opciones más fuertes están concentradas en tres o cuatro nombres. Entre ellos la actual directora, Martha Mónica Restrepo; el ex director Julio César Gómez; el ex director de planeación de Cárder y actual alto funcionario de la Universidad Tecnológica, Francisco Antonio Uribe; y el ex asesor jurídico de la corporación, Martín Alonso Restrepo.

El organismo rector de la corporación es presidido por el Gobernador Salazar Osorio y está integrado por Eduardo Castrillón, delegado del Presidente; Mery Asuncoión Toncel, del Ministerio de Ambiente; los alcaldes Adrián Serna de La Celia, Germán Darío Gómez de Marsella, Francisco Javier Medina de Mistrató y Everardo Ochoa de Santuario; Diegp Alonso Mejía y César Arango representantes del sector privado; Mario Jiménez y Luis Carlos Ordoñez de las ONG ambientales; Eduardo Cuenut de las comunidades negras y Rodrigo Nacavera de las comunidades indígenas.

La Cárder ejecutó este año un presupuesto de $ 36.700 millones y se propone poner en marcha desde el 2020 el nuevo Plan de Gestión Ambiental de Risaralda, PGAR, que tiene tres ejes principales: gobernanza y ordenamiento territorial, gestión del riesgo y el cambio climático y producción sostenible y consumo responsable.

Deja un comentario