El fortalecimiento fiscal en Colombia

Álvaro Eduardo Salazar

El Gobierno Nacional ha venido estructurando unas comisiones que pretender concluir sobre la forma de fortalecer fiscalmente a los territorios, esto es a Departamentos, Municipios y Distritos especiales. Este fortalecimiento también se pretendió en el año de 1983 cuando el Gobierno en cabeza del señor ex Presidente Belisario Betancurth tramitó la expedición de la ley 14 de 1983 que con sus ajustes ha venido rigiendo en Colombia en los últimos años.

Se pretende con esta reforma simplificar el recaudo y pago de los mismos porque como muchos lo han manifestado existen muchos tributos que lo único que hacen es generar mayor tramitología y su monto no justifica la estructura administrativa de recaudo del mismo.

Todos sabemos que municipalmente los tributos directos más importantes son el de predial y el del impuesto de Industria y Comercio los cuales tienen un agravante en los pequeños municipios porque quienes legislan son los comerciantes que integran los concejos municipales y los terratenientes dueños de las principales propiedades del municipio. Esto entonces imposibilita que tengan una adecuada dinámica en su crecimiento.

Los Departamentos tienen una estructura fiscal aún más compleja pues sus principales tributos como la Cerveza, Licores y Cigarrillos enfrentan una disyuntiva de Gobierno pues constituyen elementos integrales de generación de vicio que debe ser combatido o atemperado por otras dependencias funcionales de la misma administración. Es decir se necesitan siendo malos y combatiéndolos como tal. Esto los ha convertido en unos ingresos casi con características de inelásticos con afectaciones en la dinámica de los ingresos departamentales.

A esto hay que agregar que hace rato los Departamentos renunciaron a ser Empresarios, dinamizando la focalización de inversiones en algunos campos que le garanticen a estas entidades territoriales unos ingresos diferentes a fuentes meramente tributarias. Aun recuerdo cuando al inicio del proyecto del Ingenio de Risaralda uno de los temas de conversación fue la posibilidad de que Risaralda fuese socio del mismo en una participación importante.

Ahora se está hablando de la venta de Activos por la Nación entre los cuales por ejemplo se encuentran las acciones de Ecopetrol e Isa. Esta sería una oportunidad importante para que los departamentos adquieran esos activos y diversifiquen sus ingresos y limiten tanta dependencia del esquema tributario directo como tal.

En el caso de los Departamentos también vale la pena revisar si la actual estructura administrativa corresponde a la realidad nacional actual porque a mi parecer debería modificarse y mucho más ahora con la creación de las RAP. El verdadero ejecutor en los territorios son realmente los municipios por ello resultan sobredimensionada para sus funciones reales la estructura actual de las Gobernaciones. Demasiado gasto en burocracia y poca inversión olvidándose en muchos casos de la función primordial de la planificación y desarrollo de los territorios.

Hay mucho por hacer, pero se requiere decisión política y amor de patria.