25.4 C
Pereira
domingo, octubre 2, 2022

Ya para qué

El domingo pasado estuvo en la ciudad el Presidente Duque acompañado del Ministro de Defensa, del Consejero para la Paz y de los altos mandos militares. A la reunión realizada en Expo futuro asistieron los gobernadores del Eje Cafetero, los alcaldes de las tres capitales y las autoridades encargadas de garantizar la seguridad de los ciudadanos.

La razón de la sorpresiva vista fue realizar un consejo de seguridad para analizar la situación de orden público en la región, para revisar los acontecimientos sucedidos en las dos semanas anteriores y tomar algunas medidas que permitan garantizar el orden púbico, la seguridad de las personas y la protección de los bienes de los ciudadanos.

Por supuesto, toda visita del Presidente de la República al departamento es bienvenida. Siempre hay asuntos que tratar con la cabeza del Gobierno, muchas necesidades para presentarle y no menos compromisos adquiridos con la región para recordarle; sin embargo, hubiera sido mucho más útil y oportuna si ella se hubiera realizado cuando realmente la necesitaba la ciudad.

Cómo hubiera sido de valiosa la presencia del Presidente Duque y de su Ministro de Defensa hace ocho o diez días cuando Pereira y Dosquebradas estaban en manos de los vándalos, de la turba destructora y de los delincuentes y saqueadores, y completamente bloqueadas y desabastecidas, mientras los acaparadores y especuladores hacían su agosto.       

La ciudad estuvo prácticamente en llamas durante una semana, mientras los ciudadanos de bien horrorizados buscaban refugio en donde primero lo permitieran las circunstancias de movilidad y seguridad que había en la ciudad, y el comercio y el sector público rogaban a Dios que la horda salvaje no pasara por su frente, y ni un solo funcionario del alto gobierno apareció en la ciudad, ni alguien se acordó en Bogotá que Risaralda existía.

Ni siquiera hechos que pusieron en juego no solo la tranquilidad de la ciudad y la seguridad de las personas, sino la imagen del país y el futuro de compromisos internacionales como la Copa América que se va a realizar dentro de un mes, interesaron al Gobierno Nacional a venir a Pereira a conocer de cerca la situación de orden publico y a garantizar la realización de un partido del que estaban pendientes millones de persona del todo el continente.

Ya por fortuna han cesado los hechos de vandalismo, las manifestaciones y marchas se están realizando en forma pacífica, y los estudiante y trabajadores han protestado a su manera, pero en orden, y hasta los camioneros y transportadores que mantenían completamente bloqueadas las entradas y salidas de Pereira, han flexibilizado su posición y dejado circular no solo los vehículos con alimentos y elementos de salid, sino los viajeros corrientes y la carga ligera.

Muchos de los graves hechos que se presentan en las regiones, no pocos con resultados graves como los que están sucediendo en Cali, se podrían evitar o controlar, con la oportuna presencia del Jefe del Estado en las regiones, su disposición a escuchar y dialogar, y, obviamente, el cumplimiento de los compromisos adquiridos.    

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -