26.4 C
Pereira
martes, enero 31, 2023

Una oportunidad perdidaUna oportunidad perdida

En este espacio dijimos hace un tiempo que si el departamento dejaba pasar la oportunidad de tener un Ministro de Defensa de Risaralda, no tendría ahora y en muchos años, entre otras varias cosas, la posibilidad de trasladar el Batallón San Mateo hacia otro lugar y abrir la posibilidad de desarrollar una importante zona de la ciudad.

Hacíamos referencia en ese instante a la presencia del doctor Luis Carlos Villegas en el Ministerio de Defensa, un pereirano que, además de ser un ilustre coterráneo, había dado desde las distintas importantes posiciones que había ocupado, las mejores muestras de estar en permanente sintonía con los intereses de Pereira y el departamento.

El doctor Villegas, como buen pereirano, estaba tratando de allanar los difíciles trámites y gestiones oficiales para lograr que un predio que es de la nación pase, por razones de seguridad o de conveniencia, allí es donde era importante la voz del ministro, a manos de un municipio o un departamento.

Sin embargo, como es natural en sectores opositores al Gobierno, pero increíblemente en los que se espera solo importe la conveniencia del departamento y de la región, se atravesaron en algo que solo conviene a la ciudad y a la región, e hicieron más tortuoso de lo normal el trámite ante el Gobierno nacional.

Argumentaron en su momento los opositores al traslado del Batallón a un lote, por demás inmejorable, en el municipio de La Virginia, que el proyecto beneficiaba al ministro Villegas porque su familia tenía un predio cercano y por lo tanto lo valorizaba, y que lo que estaba haciendo era gestionando en causa propia, circunstancia, al menos, indebida en un funcionario público, lo que hicieron que el Ministro prefiriera dejar las cosas quietas antes que continuar con un proyecto que solo le iba a costar dolores de cabeza e inmerecidos señalamientos sociales.

¿Quien, por Dios, podría pensar que una persona que solo ha trabajado pensando en cómo le sirve al departamento, que ha sido un permanente vocero de los intereses regional ante el Gobierno Nacional y que, muestras hay de sobra desde las posiciones que ha ocupado, le ha ayudado a la Ciudad y al Departamento, pudiera estar interesado en tramitar el traslado del “San Mateo” para La Virginia porque cercanos hay terrenos de su familia?

Esto hizo, con toda razón, que el doctor Villegas dejara de impulsar este proyecto y que, si se quiere que la posibilidad de que Pereira pudiera contar con un predio que se ha convertido en un tapón para su desarrollo, fuera una realidad. Nadie va a abanderarse y desgastarse en algo que solo le va a traer inconvenientes, insultos y molestias personales, y, además, que nadie le va a reconocer como un aporte suyo a la ciudad.

En una reciente entrevista el General Sepúlveda, comandante de los batallones de infantería del Ejército, dijo, en términos concretos, que la ciudad se olvidara del traslado del batallón a La Virginia, que este proceso es largo y muy complejo, y que hoy ni siquiera se ha empezado. Mejor dicho, que Pereira y el Departamento se olviden de esto. La pregunta es entonces, ¿quiénes son los responsables de haber tirado a la basura la inigualable oportunidad de estar el doctor Villegas en el Ministerio de Defensa? A ellos hay que cobrarles el ahogamiento que hoy tiene y tendrá por muchos años el ingreso y salida de la ciudad.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -