20.4 C
Pereira
viernes, agosto 19, 2022

Una medida urgente

Por fin las autoridades parecen haber entendido que, en un altísimo porcentaje, los delitos como el robo, el atraco, el fleteo y el sicariato se cometen con la ayuda de una motocicleta y con la participación de una persona que se moviliza en uno de estos aparatos.

Según un anuncio hecho por el Secretario de Gobierno Municipal, la Administración está preparando un decreto para prohibir en toda la ciudad la circulación de motocicletas con parrillero hombre. La norma tendrá una vigencia, una vez se firme, desde este mes y hasta el 31 de enero del año entrante.

Basta leer las páginas judiciales de los periódicos de la ciudad u observar los videos que se  montan en las redes sociales y que recogen los atracos que se cometen todos los días en las calles de Pereira, para ver que el modus operandi de los delincuentes es el mismo, una persona que le arrebata el celular a un ciudadano desprevenido, o que le quita, revolver en mano, la cartera a una señora, o que ingresa a un negocio le pega tres tiros a un comensal que departe tranquilamente, y luego sale, se monta en una moto que lo está esperando en la puerta y se va tranquilamente.

O una moto con dos pasajeros a bordo, que sigue a una persona que acaba de salir de un banco y que cuando está en una calle despoblada o con poca gente, o cuando está a punto de llegar a su destino, uno de los pasajeros se baja encañona al ciudadano y le quita lo que ha retirado del banco, y luego huye en la moto que lo está esperando.

Es cierto que la motocicleta es el vehículo de transporte de mucha gente, que es una herramienta de trabajo de miles de personas y que es también el medio para movilizar los elementos de su actividad; sin embargo, se ha convertido también en el vehículo perfecto para los delincuentes cometer sus fechorías y escapar de las autoridades.    

Las estadísticas que ha presentado la Policía Metropolitana demuestran que cuando ha estado vigente la prohibición de circular con parrillero hombre, el sicariato, el raponazo y el atraco han sido sustancialmente menores que cuando no hay ningún tipo de restricciones, como ha ocurrido desde el mes de julio del año pasado y hasta hoy.

Por todo esto, es por lo que celebramos la medida del parrillero hombre. Lo que no parece razonable es que después de analizarse el informe de la Policía Metropolitana y de las recomendaciones del Consejo de Seguridad, la medida vaya solo hasta el 31 de enero, es como si la delincuencia solo operara en los días de Navidad.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -