19.4 C
Pereira
viernes, diciembre 2, 2022

Un proyecto que nos perjudica

De aprobarse el proyecto de ley que cursa en el Congreso y que reforma el Sistema Nacional de Regalías y la manera como se asignan los recursos para las regiones y la manera de viabilizar los proyectos Planeación Nacional, el Departamento dejaría de recibir $48.000 millones en los próximos dos años.

Hoy, Risaralda tiene asignados $108.000 millones en el presupuesto para ser ejecutados durante los dos años siguientes de a $54.000 millones cada año. Pero bajo el nuevo marco normativo el Departamento recibirá solo $60.000 millones, el resto iría a una bolsa común que el Gobierno Nacional invertiría de acuerdo con sus criterios y a las urgencias nacionales.

Adicionalmente, la iniciativa les resta autonomía a los departamentos para asignar, de acuerdo con su propio Plan de Desarrollo, los recursos que les quedarían, y deja nuevamente en cabeza de Planeación Nacional los conceptos de pertinencia y cumplimiento de los requisitos de los proyectos, para que las regiones puedan ejecutar.

Se dirá que está en manos de los entes territoriales la posibilidad de estructurar y presentar al Gobierno Nacional proyectos de envergadura que beneficien no solamente el departamento sino a la región, para que sean financiados con los dineros de la bolsa común; sin embargo, conociéndose como se comprometen los recursos de la nación y como se definen cuales son los proyectos a los cuales el gobierno de turno le va a apuntar, sumado a la pobre gestión que hacen nuestros congresistas, la esperanza de que Risaralda pueda acceder a ese rubro, es casi ninguna.

En el país, desafortunadamente, los proyectos no se priorizan teniendo en cuenta las necesidades y urgencias de las regiones, ni mucho menos el tiempo que lleven haciendo cola en Planeación Nacional, sino por los compromisos políticos que haya adquirido el presidente en campaña o los que se vea obligado a asumir para hacer posible su gobernabilidad, y ni para lo uno ni para lo otro la clase política de Risaralda y nuestros congresistas, han servido.

La experiencia demuestra que los únicos recursos del Gobierno Nacional que logra Risaralda son aquellos que le prometen cuando la región vive una emergencia como la del Portal de la Villa, o la que se presenta periódicamente cuando el río Cauca inunda la mitad de La Virginia y deja sin hogar y sin abrigo a cientos de familias, o cuando un ramal de poliducto explota y mata a decenas de dosquebradenses, y eso que el desembolso lo hacen cuando ya para que; de resto para al región nunca alcanzan.

Ojala, esta vez los congresistas de Risaralda por lo menos dejen constancia que la nueva reglamentación al Sistema de Regalías no es buena en general para las regiones y que en el caso de nuestro departamento le quitarían cerca de 48.000 millones que mucho están haciendo falta para atender las necesidades que el Gobierno Nacional no tiene interés de solucionar.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -