26.4 C
Pereira
domingo, agosto 7, 2022

Un Congreso singular

Es tendencia

Empieza la era Petro

Aceptable balance

- Advertisement -

Cada inicio de sesiones de un nuevo Congreso, genera expectativa, pero no es exagerado decir que esta vez la expectativa y la agenda legislativa van más allá de lo normal.

Hoy, con los acostumbrados actos protocolarios, se instala el nuevo Congreso elegido el pasado mes de marzo y que tendrá la responsabilidad de acompañar, desde el punto de vista legislativo, al gobierno que a partir del próximo siete de agosto presidirá el doctor Gustavo Petro.

Por supuesto, cada inicio de sesiones de un nuevo Congreso, genera expectativa entre los colombianos, de un lado por los proyectos que cada gobierno anuncia y del otro, por la posición que los partidos políticos mayoritarios asumirán ante la administración que llega; pero no es exagerado decir que esta vez la expectativa y la agenda legislativa van mucho más allá de lo normal.

Lo primero es que el Congreso operará con una coalición mayoritaria que girará entorno a  un partido de izquierda. De hecho es la primera vez en la historia reciente que el Senado lo presidirá un representante de este sector político y que los partidos tradicionales apenas si tendrán una muy desdibujada presencia en las mesas directivas de ambas cámaras y de las distintas comisiones permanentes.

Segundo, pocas veces el Legislativo había iniciado labores con una agenda anunciada tan cargada de iniciativas demasiado sensibles al país. Para empezar, voceros autorizados del nuevo gobierno han dicho que una vez se posesione el Presidente se radicará el proyecto de reforma tributaria con el cual se espera recaudar los 50 billones de pesos que se necesitan para financiar los programas sociales y las propuestas de campaña del doctor Petro.

Sumando a esto se ha anunciado la presentación de otros dos proyectos estructurales, el uno es una reforma agraria que en palabras de la designada ministra de agricultura, será “una reforma sin timidez”; y el otro, una reforma política que en fondo contenga unas campañas financiadas completamente por el Estado y la creación de una autoridad electoral independiente.

Por otro lado, voces cercanas al gobierno próximo han dicho que se viene trabajando en la estructuración de una reforma de fondo al sistema de salud, una al sistema laboral y una iniciativa más que implemente los acuerdos de paz que firmó el gobierno anterior con las Farc y que permitan restablecer los diálogos con el Eln, aunque algunos congresistas del partido de gobierno sostienen que el trámite de estos proyectos se hará en la primera legislatura del año entrante.

No es poca la tarea ni en cantidad ni en trascendencia la que le espera al Congreso que inicia labores hoy, especialmente porque paralelo a los propósitos sociales que ha planteado el gobierno del presidente Petro, es necesario tener en cuenta los efectos que cada medida puedan tener en los procesos productivos del país, del tal manera que no se vayan a ver afectados el empleo y la inversión.

Ojalá, el cambio de esquema que presenta el nuevo Congreso sea útil para el país y para la democracia y. sobre todo, que sirva para recuperar siquiera un poco la deteriorada imagen de la Corporación y para rescatar unas responsabilidades legislativas que hace rato se dejaron de lado y nadie las exige.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -