25.4 C
Pereira
domingo, agosto 7, 2022

Un año difícil

Es tendencia

Empieza la era Petro

Aceptable balance

- Advertisement -

Termina hoy una de las calendas más complicadas desde el punto de vista de la economía, del empleo, del transporte aéreo, del turismo, del comercio y por supuesto de la salud, en la historia del país y en general del mundo entero, producto todo de la pandemia del coronavirus que afectó indiscriminadamente a todo el planeta.

Un año que inició con una gran expectativa y una fundada esperanza de recuperación ante el avance cierto de la inmunización y la disminución lenta pero segura de los contagios y los fallecimientos; pero que con la aparición de nuevas variantes y de algunos fenómenos como los sociales en nuestro país y los de abastecimiento de materias primas en todo el mundo, se fueron desvaneciendo y tornando en nuevas dificultades e incertidumbres.

Por fortuna los buenos resultados de la vacunación, la adecuada prevención en muchos países que aprendieron de las experiencias vividas en el 2020 y la mejor preparación de los sistemas de salud para enfrentar los nuevos contagios, permitió ir ganándole la batalla al fenómeno del virus e iniciando el regreso a la normalidad en la gran mayoría de las actividades cotidianas.

En Colombia desafortunadamente los efectos de la Covid se vieron agravados por las llamadas protestas sociales que vivieron casi todas las ciudades y regiones del país, y que no solo afectaron la normalidad diaria, sino la vida económica, la movilidad en las carreteras, la operación portuaria, el transporte público, las importaciones, las exportaciones, y con esto nuevamente la generación de empleo, el comercio, la industria, el turismo, las actividades deportivas y de recreación.

En muchos casos y en muchos sectores fueron más severos y más perjudiciales los daños y las consecuencias que dejaron los paros, las marchas de protesta, los hechos vandálicos, los ataques salvajes al transporte público, a la infraestructura urbana, al comercio y a todo lo que había en el camino, y la parálisis de las ciudades; que los efectos del coronavirus.

Solamente en los últimos tres o cuatro meses del año y gracias a la importante disminución de los contagios, a la mayor cobertura en la vacunación, a algunas medidas del Gobierno para apoyar las empresas y estimular la reactivación, y a la persistencia de los empresarios, el comportamiento de la economía ha cambiado de rumbo y buena parte de los índices macroeconómicos muestran recuperación.

De todas maneras, el que hoy termina fue un año especialmente difícil, con un balance en general en rojo en la mayoría de las actividades y en medio de un virus que antes de resignarse a desaparecer, amenaza con reincorporarse y seguir causando estragos en la población; pero también que se va dejando una luz de esperanza y unas mejores condiciones que hacen que se reciba el 2022 con mejor ánimo y más optimismo.

Artículo anteriorEn el recuerdo
Artículo siguientePatrón y agregados detenidos por pelear

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -