18.4 C
Pereira
lunes, septiembre 26, 2022

Todos lo necesitan

Ayer destacamos en este espacio la decisión tomada por los mandatarios local y departamental de levantar unas medidas que las autoridades no tenían la capacidad de hacer cumplir y en cambio si estaban generando malestar en algunos sectores de la población y eran motivo de alteración del orden público. Sin duda esa determinación sirvió para bajarle el ánimo a los manifestantes y enviarles un mensaje de buena voluntad y de disposición al diálogo.

Hoy celebramos el acuerdo llegado entre el alcalde Carlos Alberto Maya y los representantes de los taxistas, y que permitió levantar el paro que se había decretado y que acabó de convertir en un caos la ya de por si complicada movilidad en el área metropolitana.

Todo esto, sumado a la decisión del mandatario local de aliviar un poco los compromisos fiscales de los pequeños empresarios y emprendedores, así como de sectores importantes para la economía regional como el turismo, la gastronomía, la hotelería y el entretenimiento, y de los ciudadanos en general, son una contribución importante a la rápida reactivación de la economía y a la recuperación del empleo.

Poder olvidarse por este año del gravoso impuesto de industria y comercio, y tener un alivio significativo en el gravamen de predial y en los impuestos de construcción para las empresas constructoras, es una muy valiosa ayuda para los empresarios y comerciantes que hacen un esfuerzo inmenso por mantener sus negocios a flote y para quienes generan un importante empleo en la ciudad.

Quedan eso si algunas inquietudes que valdría la pena considerar y que serían un aporte más a la pronta recuperación de la normalidad económica en la ciudad, y tienen que ver con los empresarios que no siendo emprendedores igual han sufrido los rigores de la crisis derivada de la pandemia, y con los contribuyentes que no por no estar en mora quiere decir que no han tenido que hacer gigantescos esfuerzos para seguir siendo fieles a su tradicional cultura de pago de los compromisos con la ciudad.

Sería una ayuda invaluable para los medianos empresarios que hacen lo imposible para mantener viva la economía de la ciudad, exonerarlos al menos de la mitad del impuesto de industria y comercio, y para quienes están al día con el impuesto predial, darles un descuento adicional o en su defecto ofrecerles la oportunidad, conservando los beneficios, de pagarlo en dos o tres cuotas.

Todos los sectores de la ciudad, todas las actividades y todos los pereiranos necesitan hoy más que nunca de la comprensión y del apoyo del Gobierno, empezando por los taxistas y terminando con los empresarios y comerciantes de todos los tamaños, para poder mantener vivos sus negocios y conservar los puestos de trabajo que aún no se han perdido. Por eso, ninguno se puede dejar por fuera en las consideraciones y decisiones que tome el “Gobierno de la Ciudad”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -