20.1 C
Pereira
jueves, mayo 23, 2024

Tanta grosería no puede seguir

Acaso, que no le importan los mandatarios regionales y que sus ministros no son un equipo que aporta ideas y sugiere soluciones, sino borregos que hacen lo que el dictador  ordena.

Los desplantes del Presidente a quienes merecen respeto así los agredidos sean sus subalternos o a quienes necesitan del Gobierno Nacional y de la voluntad del mandatario para poder cumplir con sus promesas de campaña y trabajar por las regiones que los eligieron, rayan ya en la ofensa y en la grosería.

Qué sentido tiene citar a un Consejo de Ministros ampliado, es decir con asistencia de todo el Gobierno, en un lugar fuera de Bogotá para supuestamente poder trabajar con tranquilidad y revisar uno o uno los temas pendientes más importantes y urgentes y evaluar el avance del gobierno en las distintas carteras, para no aparecer y llegar un día después y sin saberse siquiera qué es lo que estaba pasando.

Y que no se diga que no pasó nada porque todo el gobierno estuvo trabajando y avanzando en la revisión y evaluación de los distintos temas, bajo la coordinación de la superministra Laura Sarabia; porque en un gobierno que no funciona como equipo y no se mueve una hoja sin conocimiento y permiso del presidente, con absoluta seguridad el día que no apareció el mandatario fueron 24 horas absolutamente perdidas.

Ahora, hacer ir hasta Bogotá a los gobernadores y alcaldes de los departamentos del Eje Cafetero y a la representación de esta región en el Congreso, para dejarlos esperando sin ninguna explicación y menos con una excusa de cortesía, es, así estas regiones no hayan respaldado mayoritariamente al Mandatario Nacional, cuando menos una falta de respeto con unas personas que de alguna  manera representan una población importante en la que hay, por supuesto, ciudadanos y comunidades que ayudaron a elegirlo y que apoyan su gobierno.

Si el Presidente, por alguna de las razones que cada rato esgrimen sus ministros y asesores y que ya nadie cree, no podía sacar unos minutos para atenderlos o al menos saludarlos y excusarse de no poder estar en la reunión, porqué no canceló la cita y programó un nuevo encuentro, en vez de ponerlos a esperar largas horas, para al final despacharlos entre desconcertados e indignados.

¿Qué mensaje le está enviando al país y a la región el presidente Petro con su descortesía y desconsiderada actitud? Acaso, que no le importan los mandatarios regionales, como suelen pensar los dictadores y que sus ministros y colaboradores no son un equipo que aporta ideas y sugiere soluciones, sino borregos que hacen y ejecutan lo que el dictador ordena.

Es hora de que el presidente Petro le explique al país las razones de sus ausencias en reuniones y asambleas gremiales y empresariales a las cuales había confirmado su asistencia y de los desplantes que todos los días les hace a los gobernadores y alcaldes, a los congresistas y a sus propios ministros. Tanta descortesía y tanta grosería no puede continuar.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -