Una oportunidad única

Eso sería, a pesar de que se harían a puerta cerrada, una excelente vitrina y una oportunidad única para demostrar que la ciudad está en capacidad de realizar hasta los más exigentes eventos.

En medio de la incertidumbre en que está el fútbol profesional colombiano producto de la llegada del coronavirus y de lo que pueda pasar con la continuidad de los torneos que estaban programados para este año, se está abriendo la posibilidad de que los partidos se puedan realizar con el cumplimiento de muy estrictas medidas de bioseguridad y del lleno de una larga lista de exigencias pedidas por el Gobierno.

Dentro de esa posibilidad está la alternativa de que los juegos se realicen en aquellas ciudades que tienen no solamente estadios que estén en condiciones de cumplir los protocolos preparados por el Ministerio de Salud, sino otras exigencias adicionales como centros de salud, laboratorios para el análisis de muestras, personal médico y paramédico, elementos para el control del contagio y lugares para el aislamiento inmediato de quienes tengan síntomas de la enfermedad, disponibles y a la mano para la atención tanto de los jugadores como de las personas autorizadas para asistir a los entrenamientos y a los partidos, así como para tratar y aislar a quienes eventualmente puedan dar muestras de ser portadores del virus.

Ante esto, el alcalde Carlos Alberto Maya le ha enviado una carta a la Dimayor solicitándole oficialmente que Pereira sea tenida en cuenta como sede, en caso de que la decisión del Gobierno sea autorizar la realización a puerta cerrada de los partidos y en algunas ciudades que cumplan con los protocolos planteados por el Ministerio de Salud.

Sin duda la ciudad tiene todas las credenciales para aspirar a ser tenida en cuenta por la Dimayor para cumplir con la programación que resulte del acuerdo con el Gobierno para la reanudación del fútbol profesional. Como bien lo anota el mandatario local, Pereira ha sido sede de torneos nacionales e internacionales de este deporte y ha demostrado su capacidad de organización, el cumplimiento estricto de los protocolos establecidos para ellos y la seriedad de sus autoridades.

El solo encargo que le ha hecho el Gobierno Nacional para la organización y realización en el 2023 de los Juegos Nacionales es una muestra de que la Ciudad y sus vecinas del Eje Cafetero, están en condiciones de ser sedes de los partidos del fútbol profesional colombiano, en caso de que la decisión sea darle continuidad al torneo donde se den las garantías y se cumplan las condiciones de bioseguridad que el momento exige.

Hay que hacer, pues, todo lo que esté al alcance para lograr que la ciudad sea escogida como sede de los partidos del fútbol profesional colombiano. Eso sería, a pesar de que se harían a puerta cerrada, una excelente vitrina para Pereira y una oportunidad única para demostrar que la ciudad está en capacidad de realizar hasta los más exigentes eventos de talla nacional.